Artistas profesionales del flamenco crean Unión Flamenca para tener voz y defensa propias

Eva Yerbabuena, Arcángel, Marina Heredia, Dorantes, Rocío Molina, Rocío Márquez y Andrés Marín han fundado esta entidad

06_26_Eva Yerbabuena © Óscar Romero · 007
Imagen de archivo de Eva Yerbabuena | Foto: Óscar Romero
GabineteGabinete
0

Encabezados por Eva Yerbabuena, un colectivo de artistas flamencos han fundado Unión Flamenca. Se trata de una entidad que se constituye para responder a una necesidad histórica del colectivo. El resto de la junta directiva que preside Yerbabuena lo integran Arcángel (vicepresidente), Marina Heredia (secretaria general), Dorantes (tesorero), Rocío Molina, Rocío Márquez y Andrés Marín (vocales).

Además, a la junta directiva se ha sumado inmediatamente un grupo de socios fundadores: María Pagés, Milagros Mengíbar, La Lupi, José Valencia, Maite Martín, Juan Carlos Romero, José Mercé, Manuel Liñán, Tomatito, Paco Jarana, Vicente Amigo, José el de la Tomasa, Dani de Morón, Rafael Estévez, Miguel Poveda, Carmen Linares, Jose Quevedo ‘Bolita’, Rosario La Tremendita, Salvador Gutiérrez, Valeriano Paños y Juan Antonio Suárez Canito.

‘HA LLEGADO EL MOMENTO’

Su nacimiento, en plena crisis del COVID-19, responde a las desafortunadas declaraciones del ministro de Cultura y Deporte y a la posterior rectificación de la ministra de Hacienda. Los artistas flamencos observaron la ausencia de una entidad legitimada que les representara durante esta crisis y que defendiera sus derechos y legítimos intereses.

“Ha llegado el momento de que el colectivo de profesionales del flamenco contemos con una organización que nos represente y nos defienda”, han informado desde Unión Flamenca. “Unificamos todos los intereses de los profesionales del flamenco siendo nuestro objetivo fundamental el defender sus derechos regulando un marco jurídico inexistente”.

Unión Flamenca nace con un firme propósito de unir objetivos y sensibilidades en un sector que anhelaba una iniciativa como esta. Tanto es así, que en poco menos de una semana y sin haber sido presentada, Unión Flamenca contaba con más de más de mil correos de profesionales que habían mostrado su firme interés en pertenecer a la misma.

REPRESENTACIÓN Y REGULACIÓN

Los fundadores de Unión Flamenca han insistido en que son muy conscientes de la situación económica que tantos sectores están padeciendo: “quienes nos dedicamos al flamenco no queremos ningún privilegio, sabemos que está siendo un momento muy duro y triste para muchísimas familias, pero era necesario tener una organización representativa y un marco jurídico que nos regulara y ha llegado el momento de hacerlo”.

Y es que la representación y la creación de un marco jurídico específico que contemple las singularidades del sector son los dos objetivos principales que persigue este colectivo de artistas que no sólo defiende la singularidad del flamenco como arte y embajador de nuestro país a nivel internacional, sino como motor económico. “El flamenco no es sólo una característica inherente a nuestro país y cultura que los proyecta a nivel internacional, sino que genera riqueza, empleo, y contribuye a las arcas del estado”, han destacado.

El colectivo fundador de Unión Flamenca se ha mostrado “muy ilusionado aunque conscientes de todo el camino por recorrer”, han manifestado. De hecho, además de la representación, la defensa y creación de un marco regulador, la entidad también va a trabajar por la promoción del arte flamenco en sus diferentes formas, el cumplimiento de los derechos reconocidos en la Ley de Propiedad Intelectual o la mediación en casos de conflicto, para lo que cuenta con un gabinete jurídico especializado.

UNA ESTRATEGIA INSTITUCIONAL

Desde Unión Flamenca han asegurado que pese a no haber podido reunirse con el ministro de Cultura la semana pasada, van a hacer todo lo posible por establecer canales de interlocución no sólo con el gobierno central, sino con el resto de administraciones públicas. “No entenderíamos que nos dejaran fuera cuando estamos representando un arte que es mucho más que un sector cultural: es una seña identitaria de nuestro país y de su proyección a nivel internacional”, han declarado.

Unión Flamenca considera que hace años que los artistas demandaban la existencia de una organización representativa como ella y que el flamenco no podía quedarse atrás una vez más. “Hemos decidido acabar con la invisibilidad institucional que arrastramos desde hace años y vamos a poner en marcha un plan para establecer lazos de interlocución y colaboración con entes públicos y privados porque somos la entidad legitimada para hacerlo”, han apostillado.





Se el primero en comentar

Deja un comentario