Aparece la ‘capilla portátil’ centenaria desaparecida en Montefrío desde el confinamiento

La imagen estaba en casa de una vecina del municipio a la que se le olvidó llevarla a la siguiente montefrieña a la que le tocaba recibirla y se dio cuenta tras ver un familiar la noticia en televisión

capilla portatil virgen de los remedios Montefrío
Pilar Carralcázar, una de las impulsoras de la campaña, junto a Hortensia, la propietaria de la capilla portátil, que ya está en su casa de Montefrío | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

La historia de la desaparición de la ‘capilla portátil’ de la Virgen de los Remedios en Montefrío que ha dado la vuelta a España en las últimas horas ha tenido un final feliz.

Tras la campaña emprendida en las redes sociales por Concepción Pérez y Pilar Carralcázar, dos vecinas de 75 años -que también ha tenido una amplia cobertura en los medios de comunicación-, la imagen de la Virgen ha aparecido.

“Estaba en casa de una señora mayor que recibió la imagen en su casa y a la que la situación de confinamiento había hecho que se le olvidara llevar la imagen a la siguiente vecina a la que le tocaba recibirla. Un familiar suyo que vio la noticia en la televisión la avisó y, por suerte, nuestra Virgen centenaria ya ha aparecido”, explica Concepción Pérez emocionada.

Esta capilla portátil tiene más de un siglo de antigüedad y, desde entonces, cada día visita un domicilio, donde pasa 24 horas hasta que al día siguiente se lleva a otra casa.

Sin embargo, durante el confinamiento del pasado mes de marzo la imagen desapareció, y las mujeres de esta localidad del Poniente iniciaron una campaña en redes sociales porque una de las vecinas que la recibían en casa tiene un familiar enfermo y quería pedirle a la Virgen por él para que se cure.

“Con la ayuda de la Virgen”

“Ahora ya podremos llevársela a su casa y Hortensia, que es la dueña de la imagen y ya es muy mayor, está muy contenta. La Virgen de los Remedios nos ha ayudado a que su imagen aparezca”, señala Pilar Carralcázar, la otra vecina de Montefrío que inició la campaña.

La capilla portátil desaparecida tiene unos 40 centímetros de altura, y la talla de madera está dentro de una hornacina de cristal que se cierra con dos puertecillas de madera con un cerrojo. En una de ellas hay una lista con los nombres y dirección de las 30 vecinas por cuyas viviendas rota la imagen y hay, incluso, lista de espera para apuntarse y recibirla en casa.

La alcaldesa de Montefrío, Remedios Gámez, se ha mostrado “muy contenta por la aparición de la capilla portátil, gracias a la movilización ciudadana de los vecinos de nuestro pueblo” y señala que desde hoy “la capilla portátil volverá a circular por las casas de Montefrío, como manda la tradición”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario