El anuncio de Campofrío para Navidad celebra la vida a modo de humor

Con el lema “Disfrute en vida”, el spot está dedicado a los que se fueron debido a los contagios por Covid-19

Sin título
Captura de uno de los momentos del anuncio de Campofrío | Foto: Youtube
Patricia VázquezPatricia Vázquez
0

¿Qué motivo haría posible que algunos de los mejores humoristas españoles se reúnan en la cima de la montaña de Montserrat para comer embutido y reflexionar sobre la vida? Está claro que sólo podía ser la compañía Campofrío en su ya más que tradicional anuncio de la Navidad. Un spot que, año tras año, pretende remover conciencias sobre los temas de actualidad. Y este no podía ser otro que estar basado en la pandemia del coronavirus que ha marcado prácticamente todo 2020.

Pero, como también es habitual, los guionistas han sacado magia de su chistera humorística para quitarle hierro a la situación dejando una moraleja muy clara: hay que disfrutar en vida. Así con ese lema, quieren celebrar la vida riéndose de la muerte.

Y lo hacen con Quique San Francisco, como protagonista, vestido con túnica negra y guadaña a modo de ‘La Parca’ paseando por las calles de una ciudad que bien podría ser Granada, con miles de transeúntes que no lo ignoran por completo. Tanto es así que incluso llega a decir: “Yo nunca me detengo. Preferís vivir como si la muerte no existiera”.

San Francisco incluso llega al Congreso de los Diputados donde, por primera vez, todos los políticos votan en verde para lanzar el mensaje: “Que le den” -refiriéndose a la muerte-, al que se une un grupo de sanitarios a las puertas de un hospital.

Completan el elenco actores de la talla de Silvia Abril, Andreu Buenafuente, Juan Echanove o María Galiana, la única capaz de ver a San Francisco porque, según ella dice: “He vivido siempre como he querido. Lo que más duele es decir adiós. Así que hasta luego”. Frase con la que se despide de San Francisco, que continúa su peregrinar por la montaña hasta que una voz -la de Michael Robinson- le aclama que “todavía siga vivo” y le cuenta cómo es la vida en ‘el cielo’. “Está Pau Donés con la guitarra, Chiquito de la Calzada con sus chistes. Y no os queremos ver durante mucho tiempo”, cuenta esa voz.

Y, de repente, San Francisco llega a la cima de La Montserrat donde están Abril, Buenafuente y James Rhodes sentados en unos sofás y con unas cestas de picnic de donde sacan embutido y bebidas. “No puede uno ni abrazarse”, se queja San Francisco mientras va saludando al resto.

Y, como si se tratara de un cortometraje de poco más de 3 minutos, es el momento del mensaje final: “No hay día que por insignificante, extraño o difícil que parezca que no merezca ser vivido”, y la dedicatoria de Campofrío: “A los que se fueron. Y a todos los que siguen intentando cada día, disfrutar del regalo de la vida”. Por eso, “disfrute en vida”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario