Antonio Carmona: “Ketama regresa en Granada como homenaje a los que nos vieron nacer”

El grupo vuelve a los escenarios 14 años después y lo hace en el Palacio de Congresos, el 23 de febrero, para iniciar la gira ‘No estamos locos Tour 2019’ tras la reedición de su exitoso disco ‘De akí a Ketama’

Ketama
Antonio Carmona, Juan Carmona y Josemi Carmona, del grupo Ketama, que está de regreso | Foto: Daniel Ochoa de Olza
María José Ramírez | @mariajsramirez7
0

Ketama está de regreso. Los hermanos Antonio y Juan Carmona y su primo Josemi Carmona se han vuelto a unir 14 años después para volver a los escenarios con la gira ‘No estamos locos tour 2019’, que tendrá su inicio en Granada. El Palacio de Congresos de la capital granadina acogerá el próximo 23 de febrero el primero de los conciertos del regreso de Ketama, que ha reeditado el disco que mayor éxito les dio, ‘De akí a Ketama’. Antonio Carmona asegura en una entrevista con GranadaDigital que “es el momento de volver a esos acordes que echa de menos la gente y a esas canciones que se han quedado prácticamente para muchas generaciones”. Granada es el punto de partida “como homenaje” a los que les “vieron nacer” y para que “bendiga un poco esa gira” que llegará también a ciudades como Sevilla, Santiago de Compostela, Barcelona, San Sebastián, Málaga, Murcia, Zaragoza, Valencia, Madrid, Valladolid, Palma de Mallorca, Bilbao y Córdoba. Los Ketama, de la estirpe de los Habichuela, vuelven “con muchas ganas” de subirse de nuevo al escenario para hacer disfrutar a su público con temas que son ‘himnos’ de varias generaciones e hitos en la fusión del flamenco con otros estilos musicales.

Pregunta: Ketama regresa a los escenarios 14 años después, ¿cómo se sienten?

Respuesta: Por nuestra parte creo que hay muchas ganas. Es un momento en el que estamos maduros los tres. Hemos recorrido mucho mundo, muchos escenarios y hemos podido dar cada uno nuestra versión, tanto como músico como artista. Creo que era el momento de volver a esos acordes que echa de menos la gente y a esas canciones que se han quedado prácticamente para muchas generaciones. Vamos a intentar dar la mejor versión para esos fans que van a venir a vernos en esa gira.

P: La frase “Nos juntamos porque queremos” aparece en el cartel de la gira, pero ¿qué les ha llevado a tomar la decisión de volver?

R: Hay un punto de inflexión después de lo que me pasó en el hospital y luego, por los fans. Fueron también una pieza fundamental para que se activar la maquinaria de volver a juntar a Ketama. La gente echa de menos mucho nuestra música y creo que por eso estamos volviendo.

P: ¿Por qué han elegido Granada para su vuelta?

R: Porque yo soy ‘granaíno’, porque es la tierra de mi padre Juan Habichuela y tengo mucha sinergia con mi tierra y muy buenos recuerdos. Es una forma de partir dando homenaje a los que nos vieron nacer y para que nos ‘bendigan’ un poco esa gira.

P: ¿Cómo se sienten actuando en Granada?

R: Siempre en familia. Tenemos muchos amigos y familiares y es un sitio donde te pierdes. Cuando llego a Granada me puedo perder con cualquier amigo charlando de mi padre, de mi familia… Son muchas historias las que tenemos los Habichuela con Granada. Subir a un escenario en Granada para mí es muy especial, es una manera de reconocimiento a la tierra que hizo a los Habichuela, ya no solo a Ketama. Granada vio nacer a esas guitarras, que son una de las mejores que hay en el mundo para acompañamiento del flamenco.

“La gente echa de menos mucho nuestra música y por eso volvemos”

P: Vuelven con la reedición del disco más destacado, ‘De akí a Ketama’ (1995), ¿qué les dio ese trabajo?

R: En su momento grabamos ese disco porque queríamos salir de gira, teníamos muchos discos a la espalda y muchas giras y queríamos juntar muchas piezas de todos los discos de Ketama y hacerlas en directo. Tuvimos la suerte de poder contar con ‘los Antonios’: Antonio Flores, Antonio Vega y Antonio Canales. Con este disco, pasamos de vender 20.000 copias a un millón. Fue una auténtica locura, llenamos el Palacio de los Deportes, sitios de 12.000 personas… Fue un momentazo muy bueno. Ese disco nos ha dado mucho. Ahora hacemos un reconocimiento a ese disco. Está remasterizado en Abbey Road, en Inglaterra, donde hay unas manos exquisitas que le han dado unos colores muy bonitos, muy especiales, para esta nueva edición, que tiene cuatro temas también nuevos, entre comillas. Es un disco con todo el corazón y, sobre todo, para que la gente lo disfrute.

P: ‘De akí a Ketama’ también les permitió lograr su primer Premio Ondas al mejor álbum del año, ¿cómo lo recuerda?

R: El Ondas siempre es una distinción muy importante hacia tu música, tu persona. Los premios te dan el reconocimiento de todo el esfuerzo que haces durante toda la vida. Yo llevo desde los 13 años trabajando sin parar, en tablaos, en bares… Luego pasamos a Palacios de los Deportes. Esa es mi vida y ese reconocimiento la verdad es que vino muy bien y fue un momento muy bonito.

Ketama regresa 14 años después (Foto: Daniel Ochoa de Olza)

P: ¿Qué novedades hay en la reedición del disco?

R: Hacemos un tema de Antonio Vega que es muy bonito, se llama ‘Ángel caído’, que habla del pintor holandés Van Gogh, que se cortó la oreja, y lo expresa de una manera muy bonita y especial, como era la personalidad de Antonio, que escribía y se ponía a cantar la canción matándote por la manera en la que lo decía. También tenemos un tema que se llama ‘Problema’, con el que fuimos número uno muchas semanas en todas las radios y que nos dio mucha satisfacción, y lo hacemos con otro número uno que es malagueño y es Pablo Alborán. Es una persona a la cual admiramos muchísimo y tenemos mucha sinergia con él a la hora del flamenco, porque a él le encanta y es una persona que, tanto musical como personal, es un diez.

También tenemos ‘Vente pá Madrid’ con Jorge Drexler. Este era un tema que era difícil de superar con Antonio Flores y la gente lo tenía muy asimilado, pero en esta versión nueva creo que Jorge Drexler le ha dado una frescura, que se lo voy a agradecer toda la vida. Él ha compuesto una parte de la canción y, después de todo los reconocimientos que le han dado, es un honor que venga al estudio, con todo el lío que tenía y que cante el ‘Vente pa´Madrid’ conmigo. Ha sido uno de los mejores momentos del disco. Luego está el single que está sonando, ‘Loco de amor’, un tema de Rubén Rada, que es una maravilla y con el cual nos despedimos Ketama hace 14 años. Estaba dentro del disco ’20 pá Ketama’. Es un tema muy bonito, siempre estamos con “no estamos locos” y la locura de la música, porque para dedicarte a la música tienes que estar muy loco. Y si puedes ganar de la música, te da mucha satisfacción.

“En la reedición hacemos un tema de Antonio Vega, ‘Ángel caído’, y contamos con las colaboraciones de Pablo Alborán y Jorge Drexler”

P: ¿Cómo surgió Ketama?

R: Yo sentía la llamada de la música desde que estaba en la barriga de mi madre. No creo que me hubiera podido dedicar a otra cosa. Mi padre fue una gran persona y un maestro tocando la guitarra, pero pocas veces se puso conmigo con una guitarra. Yo siempre iba a verlo a tocar en los festivales y la música siempre me llamó desde pequeño. Luego tenía a mi hermano Juan al lado, que tocaba la guitarra, a José Soto ‘Sorderita’, que también era uno de los miembros de Ketama, y a Ray Heredia. En esa época éramos los cuatro Ketama. Surgió todo esto en un tablao de Madrid, que se llamaba Los Canasteros, y por allí pasaban el Pescaílla, las Grecas, los Chichos, Remedios Amaya… Y en los momentos que estábamos allí y no hacíamos nada, de ahí nació Ketama.

P: Ketama cambió la forma de acercarse al flamenco y lo fusionó con otros estilos musicales como el pop, el rock, ritmos latinos, cubanos y hasta africanos. Todo eso gustó mucho al público.

R: Tampoco éramos nosotros demasiado flamencos. Venimos de una estirpe muy grande, que son los Habichuela. Yo tengo 50 discos grabados de percusión, donde oyes tocar martinetes, alegrías, bulerías, tangos, tanguillos… Conozco muy bien el flamenco, porque con mi instrumento me ha dado para conocerlo muy bien y también con el padre que he tenido. Nosotros lo que hicimos fue un poco refrescar la rumba, los tangos… Mezclábamos la bulería con ritmos africanos, hacíamos nuestra fusión. A mi me gusta que el flamenco puro se quede en su estado puro. Pero, gracias a nuestra música acercamos a mucha gente a oír el flamenco.

P: Fueron los abanderados del nuevo flamenco, ¿lo sienten así?

R: Sí, en su momento claro que sí. Fuimos punta de lanza y nos costó mucho que en Andalucía aceptaran nuestra música, pero luego, la gente que a lo mejor no aceptaba mucho esa manera de ver el flamenco y la música, terminaron escribiendo sobre nosotros.

P: ¿Ahora pretenden llevar a la juventud ese nuevo flamenco? Aunque algunos ya lo conocen porque muchas de las canciones de Ketama son ‘himnos’ que han seguido sonando a lo largo de los años.

R: Eso espero, poder llegar a nuevas generaciones. Con mis discos en solitario también he visto a mucha gente por los escenarios y al público, y eso enriquece siempre. Ver a gente diferente, extranjeros que cogen un avión para venir a verte, por ejemplo. Eso es muy gustoso.

P: Entre esos ‘himnos’ está ‘No estamos locos’, ¿es la canción más especial para Ketama?

R: Es la una de las canciones más conocidas, de las que cuando voy por la calle la gente me la canta. En los conciertos, la gente espera cantar esos ‘himnos’, en los que la gente se veía reflejada con lo que decíamos, en las letras. Era como un eslogan muy bueno y muy fuerte.

P: ¿Qué ha cambiado en la música desde que Ketama se subió por última vez a un escenario hace 14 años hasta hoy?

R: El poco valor que le dan a la música. La música se ha regalado en Internet, cuando no debería de haberse regalado. La música tiene que tener un valor, porque hay un esfuerzo detrás de todo eso, muchas horas en un estudio, muchas horas de composición, con una arreglista… Es un oficio que la gente no conoce. Me gustaría, muchas veces, que la gente viniera y viera cuántas horas me paso en un estudio o hasta que sale una canción. Por ejemplo ahora he hecho una canción para la última película de Fernando Colomo, que se llama ‘Antes de la quema’, y hasta que sale tienes que estrujar mucho.

La música ha cambiado muchísimo y, sobre todo, la venta de discos. La gente no va a comprarse el disco como yo iba antes cuando salía un disco de Paco de Lucía o de Camarón, que estaba en la puerta esperando a que abrieran para tenerlo físico. Todo ha cambiado, ahora están las grandes superficies y Spotify e Itunes, que están muy bien porque llegan a todo el planeta, pero verdaderamente a los músicos no nos queda nada. Primero están las compañías y luego ya se le da algo al músico.

“Se verá un Ketama diferente, pero lo importante van a ser las canciones, que no envejecen”

P: ¿Qué ha cambiado en Ketama en estos 14 años?

R: Hemos ido poquito a poco, haciendo cada uno nuestra música y, personalmente, he hecho dos discos con el productor Santiago Santaolalla. He ido interpretando y viendo mi manera de ver la música y me ha ido muy bien. Ahora se verá un Ketama diferente porque 14 años después somos diferentes sí o sí, pero lo importante van a ser las canciones, que no envejecen. Nosotros sí, pero las canciones no envejecen. Oyes los discos nuestros ahora y parecen actuales.

P: ¿Por dónde irá ese ‘No estamos locos Tour 2019’?

R: Recalamos por toda España, es una gira muy completa, de invierno, por teatros donde puedes ver más cercano a Ketama. Luego seguiremos en verano y luego ya dirá Dios.

P: Más allá de esta gira y de la reedición de ‘De akí a Ketama’, ¿el proyecto de Ketama tendrá continuidad?

R: De momento tenemos la gira. Estamos de ensayos, acabamos de hacer el disco, remasterizado con cuatro temas nuevos. Es lo que tenemos ahora y lo que puedo adelantar, lo demás se verá después cuando terminemos la gira y lo dejamos ahí en el aire. Depende mucho del ambiente que haya. Salimos despacito y, después de tantos años, hay una filosofía que la tengo tatuada y se llama pasito a pasito, para no darnos el susto.



Se el primero en comentar

Deja un comentario