Andalucía urge a revisar la decisión de mantener a Málaga y Granada en fase 0 por criterios “políticos”

Elías Bendodo ha denunciado que el Ejecutivo nacional ha organizado un "campeonato o especie de gran hermano" para decidir quién pasa de la fase cero a la 1

fotonoticia_20200511140943_1920
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, y el portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

El Gobierno andaluz ha reclamado este lunes al Ejecutivo central que de manera urgente revise su decisión, “por criterios políticos y no sanitarios”, de mantener a las provincias de Granada y Málaga al completo en la fase cero.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, y el consejero de la Presidencia, Interior y Administración Pública y portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, han criticado la decisión del Gobierno central y que no haya dado hasta el momento ninguna explicación de por qué las provincias de Granada y Málaga se tienen que mantener en fase cero, pese a tener una tasa de contagios por cada 100.000 habitantes muy por debajo de las de otras provincias de España o comunidades que sí han pasado por completo a la fase 1 desde este lunes.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, remitirá una petición formal en la tarde de esta lunes al Ministerio de Sanidad para la revisión de la decisión de mantener a ambas provincias andaluzas en la fase cero, de manera que a partir del próximo lunes puedan pasar a la fase 1, aunque el “daño ya está hecho”. Marín y Bendodo han manifestado que la Junta de Andalucía no va a consentir que esta comunidad no reciba un trato igual al de otros territorios y que se produzca una situación de “agravio” hacia los andaluces.

“No vamos a consentir bajo ningún concepto que el Gobierno se tome a Andalucía a la ligera”, según ha señalado Bendodo, quien ha indicado que aún están a la espera de una explicación y de una “rectificación” y ha denunciado que el Ejecutivo nacional ha organizado un “campeonato o especie de gran hermano” para decidir quién pasa de la fase cero a la 1, “utilizando criterios políticos y no sanitarios”.

Bendodo ha relatado que el pasado viernes, cuando el Gobierno tomó la decisión sobre el pase de fase cero a fase 1, la Junta recibió hasta dos versiones diferentes de lo ocurriría con Andalucía. Así, en torno a las 18,00 horas de ese día, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, comunicó a Aguirre que se seguiría un criterio por provincias y que ni Granada ni Málaga pasarían a la fase 1, mientras que, posteriormente, recibió la llamada del Secretario general de Salud para comunicar que pasarían a la fase 1 las ocho provincias andaluzas, salvo los tres distritos sanitarios de Granada y Málaga que la Junta había dejado fuera en su propuesta.

Sin embargo, según ha añadido Bendodo, la sorpresa llega cuando el ministro anuncia en la rueda de prensa del viernes que las provincias de Granada y Málaga se quedan al completo en la fase cero.

El consejero de la Presidencia ha demandado al Gobierno que explique a los granadinos y malagueños cuál es el criterio sanitario que posibilita que en el País Vasco haya circulación entre provincias que tienen una mayor incidencia de coronavirus por cada 100.000 habitantes que las provincias de Granada o de Málaga y por qué en las comunidades de Cataluña o la Valenciana sí se ha permitido el pase de la fase cero a la 1 por distritos sanitarios.

Sólo “imposiciones”

A este respecto, el vicepresidente de la Junta ha criticado que el Gobierno aún no haya remitido a la Junta el acta de la reunión técnica donde se tomaron las decisiones sobre el cambio de fases. “No hay explicaciones, sólo hay imposiciones de momento”, según ha recalcado Marín, quien ha insistido en que no se están haciendo las cosas bien por parte del Gobierno central, que tiene que dar explicaciones al respecto.

Asimismo, ha alertado de que estas decisiones afectan a todos y, en el caso de las provincias de Granada y Málaga, a un sector tan importante como el turismo, que aporta 22.800 millones al PIB andaluz y supone la creación de más de 400.000 empleos en la comunidad. “Se está jugando con la recuperación económica de una parte importante de Andalucía”, según ha dicho Marín.





Se el primero en comentar

Deja un comentario