Amparanoia y Boikot ponen patas arriba el Piconrock

La décima edición fue todo en éxito y ratificó un año más por qué es uno de los festivales de música referentes de la provincia de Granada

PIKON ROCK 2019 Dani B-39
Amparanoia en la décima edición Piconrock | Foto y vídeo: Dani Bayona
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Al filo de las 22.30 de la noche, saltaba en escena un imberbe chaval, camisa de flores, pantalones cortos anchos y completamente descalzo. David, El Niño del Albayzín, daba el pistoletazo de salida a la décima edición del PiconRock.

Su rap directo y desenfado puso en órbita rápidamente a un público que, pese al retraso en el inicio del festival, aún comenzaba a ocupar, pausadamente, el recinto de la plaza del Ayuntamiento de Jérez del Marquesado.

El crecimiento de este joven artista granadino es un hecho y, aún con algunos problemas técnicos en la puesta en escena y los nervios lógicos de estrenarse en este mítico festival, logró su propósito: hacer bailar a todo aquel que allí se encontraba. Con su Foh mi Graná puso fin a una actuación que le augura un fantástico porvenir en esto de buscarse la vida como más le gusta: con las letras de sus canciones.

A la segunda banda, Long Life, no se les vio muy cómodos sobre el escenario. Aun así, interpretaron su rock académico ante un público que poco a poco llenaba el recinto, ávidos de los dos platos fuertes de la noche.

El primero y, probablemente, el más esperado llegó pasada la medianoche. Amparanoia demostró por qué lleva 24 años llenando y llenando recintos de medio mundo. La música que hace es arte por los cuatro costados. Conectada desde el inicio con el público, interpretó todos sus grandes éxitos.

Una banda con mayoría de mujeres (bajo, batería, teclado y voz) hacía bailar y vibrar a todos los allí presentes. Desde luego, cuando uno ve en directo a esta artista entiende el motivo de tantos años en lo más alto y que se rodee siempre de los más grandes del panorama musical español.

Tras Amparanoia, apareció el segundo grupazo de la noche: Boikot. Quizá con ellos se cumplió aquello de que “hay grupos que nada tienen que ver escuchando su música en disco, que viéndolos en directo”. Y así es.

Boikot son fuerza, potencia y puesta en escena. Con un espectáculo de luz y sonido, como nunca se había visto en las diez anteriores ediciones del PiconRock, se comieron, literalmente, el recinto e hicieron vibrar a todos los presentes.

30 años sobre los escenarios llevan Boikot y otros 30 más podrán estar si a ellos les parece bien.

Pasadas las 5.30 de la madrugada se dio el fin a esta décima edición del PiconRock con el sabor amargo de no haber podido ver en materia a Los Vecinos del Callejón que, tras casi una hora de intentos, no consiguieron poder tocar un solo tema sobre el escenario por problemas técnicos.

Este X PiconRock cerró así hasta el año que viene, con el recuerdo de los directos de Amparanoia y Boikot, sin duda de los más completos y potentes que han pasado por Jérez del Marquesado y con la ambición y la obligación de seguir creciendo en busca de la mejora, allí donde sea necesaria.



Se el primero en comentar

Deja un comentario