Almanjáyar en Familia, premiada por su labor en favor de la zona Norte de Granada

Esta mañana han recibido el certificado ISO de la Lloyd´s Register Quality Assurance, que reconoce su trabajo solidario en el barrio

DSC_0035
La delegada territorial de Empleo de la Junta, Virgina Fernández, ha asistido a la entrega de premios en el Almanjáyar | Foto: Gabinete
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

La Asociación Almanjáyar en Familia (Alfa) ha recibido el Certificado del Sistema de Gestión ISO 9001;2015, emitido por la entidad Lloyd´s Register Quality Assurance España y que acredita y premia los servicios en favor de diversos colectivos de la zona Norte de Granada. El acto de entrega del certificado ha tenido lugar a las 10,30 de la mañana, en la sede de la asociación, ubicada en la calle Arquitecto Contreras de la barriada de Almanjáyar.

El presidente de la asociación, Juan Carlos Carrión, se ha mostrado «muy satisfecho» por el galardón, resultado de un esfuerzo continuado desde hace más de una década en favor de los más necesitados, aunque ahí Carrión no quiere hablar de grupos en concreto. «Nuestro objetivo es escuchar la realidad del barrio, aportar nuestras soluciones y dar una oportunidad a todos los que quieren mejorar su vida», resume.

No obstante, es un hecho comprobado que Alfa ha sido especialmente beneficiosa para niños, jóvenes y mayores con dificultades para integrarse en el mercado laboral, para adaptarse a las nuevas tecnologías o, lo que es más básico e importante, simplemente para comer.

Su trabajo a favor de los más jóvenes se materializa en la Escuela de Verano, que el próximo día 24 volverá a estar operativa (y permanecerá abierta hasta el 9 de septiembre) y a la que acudirán aproximadamente 90 niños del distrito.

Pero Alfa también se vuelca con otro colectivo vulnerable, el de las mujeres privadas de libertad que reciben algún permiso penitenciario y no tienen dónde ir. Para eso está la casa de acogida Abrazar, la única de Granada con estas características, que funciona desde 2015 y que el año pasado atendió a 16 personas. «Es muy gratificante ver los progresos que hacen desde que llegan allí en su primer permiso hasta que vuelven a ser libres», destaca el presidente de la asociación.

De origen religioso (la iniciativa partió de la parroquia San José Obrero), Alfa se enorgullece de tener ahora un carácter «totalmente aconfesional». De hecho, Juan Carlos Carrión incide en que, entre las personas atendidas, hay bastantes musulmanes. «Insisto en que no nos interesan las circunstancias de cada cual. Son personas que necesitan ayudas y tratamos de ofrecerla», repite. Alfa, en la actualidad, está reconocida como Organización No Gubernamental (ONG) por la Junta de Andalucía.

Con un presupuesto anual de unos 400.000 euros, que proceden de subvenciones públicas, de aportaciones de las entidades bancarias Bankia, Caja Rural y Caixa Bank y de donativos privados, Alfa consiguió el año pasado atender a 400 personas. En lo que va de 2019 ya son 250 personas las que han pasado por sus manos. Hay una progresión que, evidentemente, no es una buena noticia. Lo que sucede allí es una realidad que complementa datos estadísticos más fríos, como los que arrojó Cáritas en su reciente informe. Alfa es consciente de eso, pero no tira la toalla. «Vamos a seguir con nuestra labor porque nos parece positiva», concluye el dirigente de la asociación.

 

 

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario