Un paseo por la Alhambra oculta a través de sus puertas exteriores

El monumento granadino cuenta con más de dos kilómetros amurallados y en ellos se ubican cuatro entradas fuertemente protegidas

pjimage
La Alhambra esconde muchos rincones desconocidos incluso para los propios granadinos | Foto y vídeo: Javi Gea
Juan Carlos Polo Villanueva
1

La Alhambra, denominada así por sus muros de color rojizo, está situada en lo alto de la colina de al-Sabika, en la margen izquierda del río Darro, al este de la ciudad, frente a los barrios del Albayzín y de la Alcazaba. Conformada por los Palacios, el Generalife y la Alcazaba, este conjunto monumental es uno de los más visitados de España según el Ministerio de Turismo. Pese a recibir miles de visitas cada día, son muchas las zonas y recovecos que permanecen ocultas al público, ya sea porque son lugares que necesitan ser restaurados y son muy delicados, o porque sólo pueden acceder investigadores o arqueólogos, entre otros.

La ciudad palatina de la Alhambra, -ciudades cuyas construcciones son llevadas a cabo por los gobernantes para a través de ellas hacer propaganda de su poder, de su influencia, de su riqueza y de su buen gusto, pues suelen ser concebidas como lugares idílicos en los que cualquier persona desearía vivir-, tiene cuatro grandes puertas exteriores situadas a lo largo del recinto amurallado de casi 2.000 metros lineales. Dos de las puertas están situadas al norte y otras dos, al sur. Estas dos últimas son las que están más próximas a la ciudad baja, a Granada y al Albayzín; y las dos del norte abren más al territorio y al paisaje de la ciudad. Cada puerta tiene que ver mucho con el sitio donde se implanta y además han evolucionado de forma diferente a lo largo del tiempo y los 260 años de la historia de la Alhambra nazarí.

GranadaDigital ha realizado una visita, como se puede ver en el vídeo que acompaña a esta noticia, disponible en el canal de Youtube de este medio, por las cuatro puertas de acceso a la ciudad de la Alhambra junto a Jesús Bermúdez López, conservador y arqueólogo del servicio de conservación y protección del Patronato de la Alhambra y el Generalife. Tres de estas puertas están cerradas al público y se accede de forma especial.

Puerta del Arrabal

"La historiografía de la Alhambra nos muestra esta como, probablemente, la puerta más antigua del recinto amurallado de la Alhambra. Sabemos por textos árabes recientemente estudiados, que había una puerta en un lugar que, algunos investigadores sitúan justamente en la zona. Era la llamada Puerta del Caballo o, más probablemente la Puerta del Consuelo. Esa puerta se atribuye a la etapa del sultán Muhammad II, el segundo sultán de la dinastía", afirma Bermúdez.

Esta puerta también destaca por ser la más directa en cuanto al acceso desde el interior de la Alhambra, esa fortaleza que todavía se está construyendo en el siglo XIII. Además, hay testimonios que aseguran que Boabdil sale de la ciudad de la Alhambra por esta puerta para ponerse al frente de las tropas que se rebelan en el Albayzín a petición de su madre.

El arqueólogo indica que "todas las puertas exteriores de un recinto amurallado son puntos débiles para la protección interior del complejo y más cuando es un recinto en el que gobierna un sultán, como es el caso de los nazaríes. Entonces llevan emparejadas toda una estructura arquitectónica y un sistema de defensa de la propia puerta para hacerla inaccesible o atrasar lo más posible el ataque a la ciudad". "La mayoría de las puertas de la Alhambra llevan una serie de recursos que tienen que ver con la defensa primaria de esos puntos de entrada al recinto", añade.

Y es que, en el caso de la Puerta del Arrabal, lleva asociada un baluarte defensivo que se manda a construir ya en época de los Reyes Católicos, ante el que se sitúa una quinta puerta, pero que pertenece solamente a ese recinto amurallado, a esa especie de barbacana que protege la puerta medieval y que se llama la Puerta del Hierro.

Puerta del Arrabal | Foto: Javi Gea

Puerta de los Siete Suelos

Esta puerta está situada al sur de la ciudad de la Alhambra. Abre una vaguada de la que se extiende lo que en época nazarí se llamaba la tabla o el espacio donde se hacían espectáculos militares y donde el sultán, asomado en la parte de arriba, solía despedir a las tropas cuando se iban a alguna batalla importante.

"Esta puerta recibe su nombre en la etapa cristiana por el revellín de protección contra la artillería militar que se ubica ya avanzado el siglo XV y el siglo XVI, y que está compuesto con distintos niveles de altura para colocar cañones y sistemas relacionados con la pólvora", afirma Bermúdez.

La torre recibe el nombre de Los Siete Suelos por los cuentos de Washington Irving donde se hablaba de una puerta mítica que tenía hasta siete plantas diferentes, pero la realidad es que consta de solo tres plantas y una terraza. En la etapa nazarí la torre se constituye por dos cuerpos avanzados y una puerta en el eje central. No se sabe exactamente la función que tuvo en la época, pero sí que en árabe se denomina Bab al-Gudur, que significa Puerta de los Pozos o Puerta de las Albercas.

"Esta puerta es la más alta de la Alhambra. Cuando la Alhambra se entrega a los Reyes Católicos, la literatura clásica nos habla que por esta puerta salieron los últimos musulmanes del recinto y que por ella entraron los primeros soldados de los Reyes Católicos para hacerse cargo de la ciudad mediante el acuerdo de las Capitulaciones de Granada entre Boabdil y los Reyes Católicos", apostilla el arqueólogo.

Puerta de los Siete Suelos | Foto: Javi Gea

Puerta de las armas

Esta puerta, construida en la etapa del sultán Ismaíl I, data del siglo XIV. Es una puerta clave porque es la que normalmente utilizaban los granadinos dado que es la más próxima a la ciudad baja, -a Granada y el Albayzín-.

"Por la organización urbana de la Alhambra es la que más utilizaba la población para ir a pagar impuestos o a gestionar algún papel u otro tipo de trámite. La Puerta de las Armas, en árabe Bab al-Silah, es el sitio donde se producía el control militar de aquellas personas que accedían a la ciudad. Los cacheaban y dejaban las armas hasta la salida", indica Bermúdez.

Con la Conquista, la puerta va perdiendo su función y cerrada al público por los Reyes Católicos, potenciando así el acceso al recinto amurallado a través de la Puerta de la Justicia. Esta puerta, actualmente, está integrada en la visita a la Alhambra en los programas de oferta de visitas de carácter cultural y didáctico. Es una de las puertas más emblemáticas y fotografiada por todos los visitantes del Albayzín, ya que es la que tiene la relación más directa territorial y paisajística.

Puerta de las Armas | Foto: Javi Gea

Puerta de la Justicia

No cabe duda de que esta es una de las puertas más conocidas de la Alhambra y la única de las cuatro exteriores que es de libre acceso gratuito por todos los visitantes del monumento.

"Se construye a petición del sultán Yusuf I en el año 1348. Sobre la inscripción árabe podemos ver una replica de la virgencita gótica que donó la reina Isabel la Católica a la Alhambra y que hoy se encuentra en el Museo de Bellas Artes situado en el Palacio de Carlos V. La Puerta de la Justicia es la más próxima al área palatina y es potenciada por los Reyes Católicos para conectar la nueva ciudad, ya cristiana, por la parte meridional o sur", apostilla el arqueólogo.

Esta entrada es la que se ha usado habitualmente desde la Conquista hasta nuestros días. La gran fuente de Carlos V no se añade hasta entrado el siglo XV. Es uno de los elementos iconográficos más importantes de la ciudad nazarí de Granada y enlaza través con la Cuesta de Gomérez.

"La Puerta de la Justicia enlaza muy bien dos capítulos interesantes de la historia de la Alhambra: la etapa medieval, de los nazaríes; y la etapa cristiana, que supuso la conservación de la Alhambra", asegura Bermúdez.

Puerta de la Justicia | Foto: Javi Gea

Sin duda, este recorrido saca a la luz algunas de las zonas no tan visibles del monumento granadino por excelencia. Es, en toda regla, una invitación para que la gente conozca mejor este recinto tan emblemático y se adentre en él desde diferentes perspectivas.







Comentarios

Un comentario en “Un paseo por la Alhambra oculta a través de sus puertas exteriores

  1. Espectacular este recorrido por nuestras puertas más bonitas

Deja un comentario