Dos inversores de referencia en España apuestan por la tecnológica granadina AR Vision

El empresario Alejandro Rosales y la aceleradora de empresas Go Hub entran a formar parte del proyecto de tecnología inmersiva de esta compañía con poco más de año y medio de vida

MK AR Vision granada Carlos Gijon-21
El desarrollo de herramientas para potenciar la tecnología inmersiva ha puesto a AR Vision a la vanguardia entre su sector | Reportaje fotográfico y vídeo: Carlos Gijón
Miguel López RiveraMiguel López Rivera
0

La realidad aumentada era hace sólo algunos años un concepto con el que directores y cineastas fantaseaban en películas futuristas que parecían muy lejanas. Hoy es una realidad palpable con aplicación a organizaciones, personas y entornos geográficos diversos. Una de las startup nativas de esta tecnología es la granadina AR Vision, que en menos de dos años de vida ha pasado de abrirse hueco sigilosamente a convertirse en una de las empresas que marcan el ritmo de este mercado. Su fórmula, toneladas de ilusión y talento en un equipo joven capaz de ofrecer productos muy competitivos. Tanto como para atraer a dos de los inversores más importantes de esta tipología de empresas a nivel nacional.

Se trata de Alejandro Rosales y de la aceleradora de empresas Go Hub. Alejandro Rosales, quién ha estado al frente del Grupo Alvic, compañía dedicada a la fabricación de materiales y componentes para el mobiliario y la decoración, y es considerado por muchos como un referente en el mundo empresarial, Por su parte, Go Hub es un potente acelerador de tecnológicas emergentes perteneciente a Global Omnium, mercantil dedicada a la gestión del ciclo integral del agua gestada en el seno de la empresa pública Aguas de Valencia. La inversión conjunta de ambos asciende a 350.000 euros (200.000 euros por parte de Alejandro Rosales y 150.000 procedentes de Go Hub) para una valoración de casi tres millones de euros en poco más de año y medio.

Javier Argente Linares es el CEO de AR Vision. Pese a ser joven, acumula ya una considerada experiencia en el sector. “Utilizamos unas tecnologías que hasta hace muy poco eran fruto de la ciencia ficción. Es verdad que, aunque todavía le quedan mucho, ya son una realidad. En apenas dos años nos hemos posicionado como referentes nacionales de las tecnologías inmersivas, y eso ha sido gracias al trabajo, la constancia y el esfuerzo del equipo”, explica.

El también fundador de AR Vision agradece a sus dos nuevos inversores la apuesta por esta empresa. “Alejandro Rosales es un empresario referente que nos ha demostrado en todo momento su apoyo constante, el comportamiento tan cercano de todo su equipo y la apuesta brutal realizada en AR Vision”, sentencia. “Por otra parte, somos una de las seis startups elegidas, entre más de 800, por Go Hub para su inversión, y eso nos llena de orgullo”, añade antes de recordar que no sólo es importante el aporte de capital de estos dos nuevos nombres, “sino también la aceleración y la mentoría, lo que nos va a permitir ser referentes internacionales”.

Una idea que va en la misma línea de lo expresado también por Ana Teresa V. Arrebola, directora Financiera de AR Vision. “Estos dos socios estratégicos, más allá de lo económico, nos van a aportar experiencia y apoyo para crecer a nivel internacional. Al final no sólo es el crecimiento de la empresa, sino de todo el equipo tanto en la rama profesional como en la personal”, relata. “Una startup es una empresa que tiene una escalabilidad muy alta. Y estos socios inversores no sólo hacen que la compañía crezca, sino que también nosotros tenemos un margen de crecimiento muy alto. Por eso mi definición sería ‘aprendizaje’. Estamos en una época en la que vamos a aprender muchísimo y de los mejores”, remata Fernando J. Quesada, director Comercial y de Marketing de la compañía con base en Granada.

Desde su nacimiento en junio de 2019, esta compañía trabaja en el desarrollo de la tecnología inmersiva. Como su propio nombre indica, este campo engloba a todas aquellas tecnologías y herramientas dedicadas a la creación de escenarios o contextos que emulan la realidad a partir de otros que ya existen. Y para ello se vale de tres mecanismos: realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta. El primero amplía mediante un dispositivo -como un teléfono móvil inteligente- la información real que el usuario percibe. Por ejemplo, añadiendo gráficas o infografías cuando se está frente a un monumento o recreando el aspecto que presentaba el entorno actual hace varios siglos.

La realidad virtual, por su parte, genera escenarios completamente simulados. Es decir, nada de lo que ve o percibe el usuario está sucediendo realmente, aunque sí puede estar vinculado al lugar en el que se encuentra o la acción que desarrolla en ese momento. La herramienta más extendida actualmente para su aplicación son las famosas gafas de realidad virtual, que permiten a quien las lleva puestas percibir entornos animados en los que el propio movimiento rotacional real determina lo que observa o escucha.

A medio camino entre los dos conceptos se encuentra el de realidad mixta, o híbrida, que mezcla las potencialidades de ambos para generar un producto final aún más sofisticado. Por un lado, se aprovecha la interactividad de la realidad virtual y por otro el poder visual de la aumentada. El resultado, un mundo en el que la reconstrucción y ampliación digitales enriquecen el entorno físico, pero sin abandonarlo por completo. Y el instrumento necesario, también unas gafas o un casco, los dispositivos más utilizados en este ámbito.

AR Vision dispone de soluciones integrales para las organizaciones o empresas interesadas en incorporar esta herramienta a su oferta. Desde el asesoramiento hasta la realización de proyectos ad hoc, pasando por sistemas de guiado, apps personalizadas o manteles interactivos como soporte de comunicación. Entre los productos que ofrece están CultuAR, enfocado a la puesta en valor de puntos de interés turístico a través de la realidad aumentada; AR Food, orientado a la hostelería; AR Motion, al sector del automovil, y AR Professional, que se centra en los procesos de venta. Clientes como Grupo Cosentino, UGR, Estanterías Record, Alsa, la marca turística Costa del Sol, Diputación de Málaga, Sierra Nevada o el Parque de las Ciencias, entre otros muchos, ya han confiado en esta startup que elabora proyectos para sectores tan variopintos como la industria 4.0, el turismo, la cultura, el deporte, la publicidad y el marketing, el comercio minorista, la restauración o la educación.

Pese a su corta trayectoria, AR Vision ya ha recibido varios galardones que acreditan su prestigio. En 2019 fue elegida mejor startup de España y en 2020 Javier Argente fue reconocido como el mejor CEO del país.







Se el primero en comentar

Deja un comentario