Agricultores granadinos convocan este martes un paro masivo por la crisis estructural del sector

La manifestación se realizará en Motril, donde comenzará a las 11,00 horas en la motrileña Plaza de la Aurora

agricultores
Manifestación del sector agrícola | Foto: Archivo GD
Álvaro HolgadoÁlvaro Holgado
0

Las organizaciones agrarias y las comercializadoras llevan a cabo este martes un paro agrario que llevará como lema ‘Agricultura en extinción’ a través de la etiqueta #AgriculturaEnExtincion19N para alertar de la «crisis estructural» del sector hortofrutícola almeriense y su modelo.

La protesta se realizará de manera simultánea en Granada, Almería y Málaga con el afán de que sea una acción conjunta, histórica y sin precedentes que logre por fin que las administraciones Públicas «tengan en cuenta a la horticultura y se impliquen en aportar soluciones inmediatas y sensibles con la constante pérdida de rentabilidad de miles de productores andaluces».

En Granada, la manifestación se realizará en Motril, donde comenzará a las 11,00 horas en la motrileña Plaza de la Aurora una marcha que recorrerá la Avenida de Andalucía, Avenida de Salobreña, calle Aguas del Hospital y finalizará en la Plaza de la Coronación donde las organizaciones leerán un manifiesto reivindicativo.

Los convocantes señalan que, entre los motivos que han conducido a la manifestación, destaca la «falta de rentabilidad de muchas explotaciones agrarias de tamaño pequeño y medio» o el «riesgo inminente de desaparición de cultivos importantes para Almería, como el tomate» debido a las «condiciones de desigualdad» en las que compiten dentro del mercado europeo, donde hay «costes fiscales, ambientales, sociales y salariales mucho más elevados que los productores de terceros países».

Asimismo, apuntan el «desequilibrio evidente» en la cadena de valor, que los hace «vulnerables ante las imposiciones de las grandes cadenas de distribución».

«También nos sentimos abandonados por las distintas administraciones públicas en la defensa de nuestros derechos», añaden en la carta que convoca la protesta, en la que afirman que «con la colaboración de las entidades locales y regionales podríamos acelerar la resolución de problemas de imagen o de higiene rural».

Para demostrar la unidad del sector, se ha acordado que la manifestación «sea sin siglas de ninguna organización» aunque las entidades que lo estiman conveniente podrán llevar carteles «haciendo alusión a una determinada zona o denunciando la problemática». Asimismo, quien desee manifestar públicamente su apoyo, podrá emplear el ‘hashtag’ #AgriculturaEnExtincion19N y la cuenta de correo movilizacion19n@gmail.com.

Los convocantes apuntan que, entre sus objetivos, se encuentran acabar con la competencia desleal de terceros países, mediante la restauración de los certificados de importación, el control de las tasas arancelarias y la revisión de los precios mínimos de entrada de producto extracomunitario. También piden un control efectivo del etiquetado «fraudulento» de producto de origen extracomunitario por las autoridades competentes.

El sector reclama, asimismo, ayudas o reducción de costes de producción como energía o agua, ya sea vía fiscalidad y otras disposiciones legales, así como medidas «urgentes» para el aseguramiento de un factor crítico como es la disponibilidad de agua, de calidad y a un precio razonable.

En el mismo sentido, interesa una legislación adecuada para paliar problemas en la zona de producción como la limpieza campo y los asentamientos ilegales «incluyendo partidas presupuestarias para su ejecución»; un fondo «paralelo y específico» para gestión de crisis para todo el sector hortofrutícola como medida nueva al margen de los programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH); y que a través de mecanismos legales de alcance comunitario se eviten las «imposiciones» de las cadenas de distribución europeas.

Por otro lado, la Unión de Agricultores Independientes ha pedido a las organizaciones agrarias el cierre de la entrada y venta de género en todas las comercializadoras, alhóndigas y pequeños puntos el día después del paro agrario.

El colectivo considera «indispensable establecer esta medida y así evitar que se utilice la huelga para el beneficio de los agricultores que no asistan a la misma» al tiempo que pide que todo el sector «asista y se una para una causa común, como es el futuro del campo y la búsqueda de soluciones para todos».



Se el primero en comentar

Deja un comentario