Advierten de las condiciones «deficientes e indignas» del CATE de Motril

El Defensor del Pueblo ya insistió en la necesidad de mejorar la primera acogida y asistencia "in situ" de las personas migrantes que llegan a las costas españolas

ume cate motril centro inmigrantes
Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Motril | Foto: UME
E.P.
0

El Colegio de Abogados de Granada ha advertido de las «deficientes e indignas condiciones en que se presta el servicio de atención a los inmigrantes» llegados al Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) de Motril, en la costa granadina, tras ser rescatados de pateras, por «la absoluta falta de medios materiales y personales en las instalaciones».

Según ha indicado el Colegio de Abogados de Granada, en un comunicado tras unas declaraciones del Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes, el CATE de Motril adolece de «falta de unas mínimas condiciones de comodidad, insuficiencia de intérpretes, ausencia en muchos casos de la necesaria privacidad», o de «medios médicos y técnicos para la determinación de la edad».

Para los letrados granadinos, «no es de recibo que el servicio se preste en tiendas de campaña, a modo de campamento, que se vuelve impracticable cuando llueve o las condiciones meteorológicas son adversas».

Asimismo, rechazan la afirmación de que la asistencia letrada que se presta a estas personas «no sea correcta» y que, «tras una práctica que realizaba la Policía para que fueran atendidas, de golpe, en un solo acto y por un solo abogado, grupos de personas (a veces hasta diez), protestaron «enérgicamente» pues «esta práctica conculcaba todos los derechos que asisten a cada inmigrante, y se consiguió corregirla».

En este sentido, «como mínimo, desde el pasado mes de mayo, la totalidad de las entrevistas se realizan individualizadamente, atendiendo cada abogado a un solo inmigrante, en entrevista reservada, que pueda permitir detectar casos de minorías de edad, asilo» o trata de personas.

El organismo colegiado también ha informado de que incrementó de nueve a 13 los letrados que diariamente están de guardia. Los profesionales adscritos a este servicio están «absolutamente preparados para hacer su trabajo, pues aparte de tener que estar inscritos en la asistencia jurídica gratuita, deben aprobar un curso de especialización en extranjería donde son formados conveniente y suficientemente en esta materia».

Ha pedido, en esta misma línea, «voluntad política de invertir el dinero necesario para ello», después de reseñar que los abogados suplen «las deficiencias con profesionalidad.

Este pasado lunes, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, insistió en la necesidad de mejorar la primera acogida y asistencia «in situ» de las personas migrantes que llegan a las costas españolas en situación irregular, aunque ha constatado un cambio «positivo» tras realizar 11 visitas a Cádiz, Málaga y Granada entre agosto y septiembre.



Se el primero en comentar

Deja un comentario