El acusado de la desaparición de Madeleine visitaba Órgiva con frecuencia

El diario 'The Olive Press' saca a la luz el testimonio de un ciudadano austriaco que conoció en la cárcel y que vive en el municipio alpujarreño

orgiva_9
Panorámica de Órgiva. | Foto: GD
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Desde que las últimas investigaciones del ‘caso Madeleine’ comenzaron a apuntar al ciudadano alemán Christian Brueckner, han sido numerosas las informaciones que han circulado respecto al perfil del posible culpable.

Pero la última revelación establece un vínculo entre este individuo y el municipio granadino de Órgiva, que visitaba con frecuencia. Así lo ha revelado el diario español en lengua inglesa ‘The Olive Press’.

La razón de sus visitas a La Alpujarra tiene nombre y apellidos: Michael Tatschl, un antiguo convicto austriaco con quien compartió ocho meses en prisión preventiva en Portugal. A su salida de la cárcel se instaló en este enclave granadino, por donde se dejaba ver para comprar marihuana y hachís en sus viajes a Portugal.

En declaraciones al citado medio, Tatschl dice estar “seguro” de que Brueckner tiene relación con la desaparición de la pequeña Madeleine en mayo de 2007. “Era un pervertido y un tipo extraño”, apunta desde su residencia en la pedanía de Los Tablones.

No en vano, poco después de la desaparición de la pequeña británica, el principal sospechoso de este hecho asistió visitó Órgiva. “En mayo o junio de 2007, después de la Fiesta del Dragón, apareció en Órgiva. Venía con su autocaravana, una winnebago de grandes dimensiones”, relata de manera suspicaz.

Y es que el austriaco menciona “un traje de baño” posiblemente infantil, al tiempo que desvincula la teoría inicial de que las dimensiones de la caravana pudieran tener que ver con el tráfico de sustancias ilegales.

“Aparcó su caravana en Órgiva y vino a buscarme. Sabía que yo podía ayudarle a ganar dinero”, apostilla finalmente.

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario