Activan el protocolo frente al Covid-19 en la Chumbera ante el inicio de curso de la Escuela de Flamenco

Los alumnos tendrán que dejar el calzado de calle en la entrada, guardar la distancia de seguridad en el escenario durante las clases y se prohíbe que los acompañantes accedan al recinto

Chumbera
Los técnicos marcan las separaciones en el suelo del escenario para que los alumnos mantengan la distancia de seguridad | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

El Ayuntamiento de Granada ha activado el protocolo de medidas sanitarias y de distanciamiento ante el inicio de un nuevo curso de la Escuela Internacional de Flamenco Manolete, situada en el teatro de la Chumbera del Sacromonte. Así lo ha anunciado la concejal de Cultura, Lucía Garrido, quien ha subrayado “el esfuerzo que se está realizando por parte de su área para garantizar la seguridad tanto de los alumnos como de los profesores que imparten la enseñanza”.

Así, entre las medidas que ha explicado Lucía Garrido, destaca la obligatoriedad de guardar la distancia de seguridad en el escenario durante las clases y la prohibición de que los padres o acompañantes de los alumnos accedan al interior del recinto. “También el calzado de calle hay que dejarlo fuera antes de ponerse los zapatos de baile y los alumnos y alumnos tendrán que venir con la ropa de baile desde sus casas, ya que los vestuarios permanecerán cerrados”, ha apuntado la edil, quien ha recordado que también se les tomará la temperatura a los alumnos antes de comenzar cada clase.

Otro de los puntos que más se intensificarán será, según ha añadido la concejal, el de la desinfección de las instalaciones, que se verá reforzada con doble participación; por un lado de la empresa de limpieza del Ayuntamiento y, por otro, de una empresa contratada por la propia Escuela de Flamenco. “De este modo se garantiza la higiene en escenarios, pasillos, clases, servicios, suelos y paredes de todas las dependencias del centro. La limpieza se realizará antes y después de cada clase y se ha establecido un protocolo para que los alumnos de las distintas clases no se crucen entre sí”, ha apostillado.

Tras recordar el uso obligatorio de la mascarilla en todo momento excepto durante la práctica del baile, Lucía Garrido se ha referido a otras medidas como la inhabilitación de las zonas comunes y el patio de butacas, que no se podrán utilizar, o la decisión de trasladar la mesa de información a la entrada con el fin de evitar cualquier riesgo.

Por último, Lucía Garrido, ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad, puesto que por parte del Ayuntamiento y del área de Cultura “se están haciendo muy bien las cosas”: “Estamos tomando todas las medidas posibles para que la actividad cultural de nuestra ciudad pueda continuar con garantías de seguridad y responsabilidad por parte de todos”.





Se el primero en comentar

Deja un comentario