Las muertes en el trabajo se ceban con Granada durante los primeros meses del año

La provincia es la segunda de Andalucía con más fallecimientos en el tajo de enero a mayo

trabajador construccion
Imagen de archivo de un trabajador de la construcción
Europa PressEuropa Press
0

Los accidentes laborales se han cebado con Granada durante los cinco primeros meses del año. De enero a mayo han muerto un total de ocho trabajadores, uno de ellos cuando se dirigía a su puesto como cada día. Unas cifras que colocan a la provincia como la segunda de Andalucía con más incidentes mortales en el tajo.

La comunidad autónoma andaluza ha registrado un total de 53 accidentes laborales mortales en el mismo periodo de tiempo, según la estadística del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

La mayoría de estos siniestros mortales –un total de 40– se produjo durante la jornada laboral, mientras que los 13 restantes fueron de los denominados ‘in itinere’, es decir, al ir o volver del trabajo, según la misma estadística, consultada por Europa Press.

El número total de accidentes laborales con baja –tanto leves como graves y mortales– asciende en Andalucía durante los cinco primeros meses de este año a 46.085, de los que 6.246 fueron ‘in itinere’ y el resto, 39.839, durante la jornada.

Entre estos últimos, la gran mayoría –39.400– fueron accidentes considerados ‘leves’, mientras que 339 están calificados de ‘graves’ y 40 fueron mortales. Por su parte, entre los 6.246 accidentes ‘in itinere’ contabilizados por el Ministerio de Trabajo, 6.122 fueron ‘leves’ y 111 ‘graves’, al margen de los referidos 13 que resultaron mortales.

Por provincias, la que registra en Andalucía un mayor número de accidentes laborales mortales entre enero y mayo es Sevilla, con 17 –ocho de ellos ‘in itinere’–, seguida de Granada, con ocho –uno ‘in itinere’–, y Cádiz y Málaga, ambas con seis cada una, y uno de ellos ‘in itinere’ en las dos provincias.

Por detrás de ellas se sitúan Huelva y Jaén, con cinco cada una –dos de ellos ‘in itinere’ en el caso de la provincia onubense–, Córdoba, con cuatro, y Almería, que cierra este ranking con dos accidentes laborales mortales.

ANDALUCÍA, A LA CABEZA EN ACCIDENTES MORTALES

En el conjunto del país, un total de 221 trabajadores fallecieron en accidente laboral en los cinco primeros meses del año, 43 menos que en el mismo periodo de 2018, lo que implica un descenso en valores relativos del 16,3%, según los mismos datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De estos fallecimientos, 109 se produjeron durante la jornada de trabajo, 26 menos que hasta marzo de 2018, lo que supone un descenso porcentual del 19,3%. Los 31 accidentes mortales restantes registrados en los tres primeros meses del año fueron siniestros ‘in itinere’, cuatro menos que en igual mes del año pasado (-11,4%).

Andalucía se situó en los cinco primeros meses del año como la comunidad autónoma que acumula más de estos siniestros, por delante de Cataluña –con 39 accidentes mortales–, y Madrid (26).

Atendiendo a los sectores económicos, destacan la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca como los que concentran 6.668 de los 39.839 accidentes de trabajo con baja registrados en jornada en Andalucía en los cinco primeros meses del año.

Por detrás se sitúan los sectores de la construcción –con 6.121 accidentes con baja–; comercio al por mayor y por menor –5.444 accidentes–, y la industria manufacturera, que concentra 4.774 de estos siniestros.

Trabajo explica que desde principios de este año se ha modificado la definición de accidente mortal, de forma que se incluyen en ella todos los fallecimientos a consecuencia de un accidente de trabajo en el plazo de un año desde la fecha del siniestro, con independencia de la gravedad inicial. Los datos de accidentes mortales de 2018 con los que se comparan los datos de 2019 ya están adaptados a esta definición.

MÁS DE 257.000 ACCIDENTES CON BAJA EN ESPAÑA

De acuerdo con la estadística del Ministerio, hasta mayo se contabilizaron en España, en total 257.289 accidentes laborales con baja, lo que supone un aumento del 4,6% respecto al número de siniestros del mismo periodo de 2018.

Del conjunto de siniestros, 222.983 accidentes se registraron en el lugar de trabajo y 34.306 fueron siniestros ‘in itínere’. Los primeros aumentaron un 5,2%, mientras que los segundos repuntaron un 0,8% respecto al mismo periodo del año pasado.

CASI 13.000 ACCIDENTES DE TRABAJADORES AUTÓNOMOS

La estadística distingue entre accidentes laborales de asalariados y de trabajadores por cuenta propia. De los 257.289 siniestros con baja registrados hasta mayo, 244.439 los sufrieron asalariados (+1,4%) y 12.850 correspondieron a trabajadores autónomos.

Desde el 1 de enero de este año la cobertura específica de la Seguridad Social por accidente laboral en el caso de trabajadores autónomos pasó a ser obligatoria con carácter general, mientras que en 2018 era mayoritariamente voluntaria y sólo alcanzaba a cerca de un 20% de los autónomos. Por esta razón, Trabajo no ofrece datos comparables de accidentes de trabajadores por cuenta propia entre los ejercicios 2018-2019.

Los accidentes leves de asalariados con baja en el puesto de trabajo sumaron 209.380 hasta mayo, un 1,8% más, y los graves alcanzaron los 1.451, un 2,1% menos que a un año antes. En el caso de los siniestros ‘in itinere’, los trabajadores asalariados registraron 32.983 accidentes de carácter leve (-1,2%) y 404 de gravedad (+1,3%).

Por su parte, de los 12.850 accidentes que sufrieron los trabajadores autónomos hasta mayo, 11.982 se produjeron en el puesto de trabajo y 868 fueron siniestros ‘in itinere’.

La estadística de Trabajo revela además que entre enero y mayo se notificaron 291.294 accidentes laborales sin baja, un 1,3% menos que en igual periodo de 2018.

La mayor parte de los accidentes laborales se producen por sobreesfuerzos físicos y choques o golpes contra objetos en movimiento o inmóviles.



Se el primero en comentar

Deja un comentario