Así fue el accidentado viaje inaugural del primer tranvía de Granada

Nuestro colaborador Ángel Luis Guerrero nos deleita con esta curiosa historia de la Granada de principios del siglo XX

Diseño sin título
El tranvía de Granada, a su paso por la Basílica de las Angustias. A la derecha, el mismo lugar en la actualidad | ALG
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

Granada, comienzos del siglo XX. De autor desconocido, la imagen antigua que acompaña a este texto data de entre 1905 y 1910. En ella se puede ver la línea 2 del tranvía de Granada pasando por la puerta de la Basílica de las Angustias. A su derecha, el mismo lugar en la actualidad. Poco antes, en 1904, tuvo lugar el viaje inaugural del primer tranvía en nuestra ciudad. Ángel Luis Guerrero, fotógrafo y amante de la historia de nuestra ciudad, nos lo cuenta con mucho mimo.

En la madrugada del 7 de julio de 1904. a las dos y cuarto partía de las cocheras del metro el coche motor número 1 en el que viajaban el vizconde de Escoriaza, su consejero, Francisco del Saz Abaijon; el médico de la compañía, Alberto Moreno, y el teniente de alcalde del Ayuntamiento, Fermín Camacho, junto a varios representantes de la prensa local.

El vehículo recorrió el barrio de San Lázaro y enfiló la calle de San Juan de Dios, donde, según los cronistas, los cables impregnados de polvo de la catenaria generaron unas chispas tan atronadoras y espectaculares que despertó a parte del vecindario e hizo resplandecer con varios fogonazos toda la fachada de la basílica en la oscuridad.

Tras este pequeño susto, el vehículo prosiguió su recorrido experimental discurriendo por las calles San Jerónimo, Escuelas, Ciprés, Fábrica Vieja, Alhóndiga y Puerta Real, desde donde ascendió por Reyes Católicos para dirigirse hasta Plaza Nueva. Una vez aquí regresó por el trayecto de la que sería la segunda línea, Plaza Nueva, Reyes, Puerta Real, Carrera de la Virgen hasta el Paseo de la Bomba, donde al parecer concluyó este primer viaje.

Pero fue a media mañana del mismo día cuando tuvo lugar la Inauguración oficial. Ya con el alcalde y demás séquito a bordo, con el coche nº 1 y la jardinera. Este viaje inaugural partió de Puerta Real dirección Reyes Católicos, pero a la altura de la Plaza de Carmen, para bochorno de las autoridades y el gentío agolpado, se paró en seco. En treinta minutos se solventó la avería, pero no quedó la cosa aquí, alguien se olvidó de enganchar la jardinera y el coche nº 1 partió Reyes Católicos arriba. Se podría ver las risas y las caras largas. En fin, una vez enganchado el vagón prosiguió hasta Plaza Nueva, vuelta a Puerta Real, Carrera de la Virgen, Paseo del Salón y Paseo de la Bomba.





Se el primero en comentar

Deja un comentario