Abiertos a la próxima década llena de bondades y a un 2020 de las enfermeras

IMG_3956
Avatar for Joan Carles March
0

Después de un 2019 lleno de emociones, nos abrimos a la próxima década llena de bondades y con 2020 para las enfermeras. Terminamos el año con “No nos comparemos con los demás. Y por favor, dejemos de juzgar”. Y habíamos hablado antes de “Dejar atrás el rencor reduce el estrés y ayuda a sentirnos más felices”, sabiendo que “Una buena actitud lo cambia casi todo”.

Previamente, habíamos dado ayudas con: “5 ideas para ser y estar mejor en la vida: optimismo, equilibrio emocional, perdonar, no tener razón siempre y resiliencia”, para poder “Admirar para aprender, para motivar, para superar, para amar”, porque “No vemos las cosas como son, las vemos como somos: la empatía necesaria” y necesitamos “La sonrisa, una demostración de la felicidad, un aliviador de tensiones en la vida, un poder mágico como pegamento social” ya que «Lo estás haciendo muy bien».

Todo empieza porque “La bondad tiene poder para hacernos felices” y porque “La ética de la negatividad o el valor saludable de saber decir NO”. Y para avanzar necesitamos decir “Basta ya!” y además aprender a “Responde, no reacciones. Responde, no reacciones, por favor. Gracias por responder” porque a veces “Se suicidó, no lo pudimos prevenir ni evitar y después de sentirnos fatal, lo hablamos, nos ayudamos, apoyamos y lo trabajamos”. Y ante ello “Licencia para dudar”.

Para mejorarlo todo “Un día leí un libro y mi vida cambió” o “La música es el motor de la alegría e influye en nuestro estado de ánimo y en nuestra salud” o “Escribir cura, alivia, acompaña, reconforta”. Y ello es posible “Buceando en silencios más que en palabras para mejorar tu vida” y porque “Las emociones positivas también son para el verano” o “Humildad contra el ego” o “Quiérete mucho, sin pasarte (cuidado con el ego)”.

Si hablábamos de emociones positivas, “Emociones positivas para protegernos ante la adversidad”, también escribimos sobre las negativas: “Emociones negativas, emociones necesarias que sirven de defensa” porque existe una “Calle melancolía, la felicidad de estar triste o de andar sin encontrarse”. Ante ello “No confundamos lo que decimos con lo que pensamos o la debilidad con bondad: Rompamos nuestra inseguridad”.

Y es que a veces “Tengo miedo a: afrontémoslo y superémoslo (y no nos escapemos) para sentirnos más seguros” y buscamos “El poder curativo del apoyo emocional”, ante “Una Pasion mal sana: la envidia”.

Pero los recuerdos aunque a veces son tristes nos sirve recordarlos; por ello escribimos “Recuerdos de mi madre, una mujer extraordinaria”. Y ello nos ayuda para decir que “Fortalecer nuestra resiliencia repercute en el estado de salud, la autoestima, la afectividad, la creatividad, la autogestión…”. Y es que una “Autoestima fuerte y positiva para vivir y mejorar la salud: cuando no te gustas, enfermas”, porque “Venganza, represalia, revancha, desquite: NO”, ni “¿Miedo a la soledad?: la soledad paraliza y provoca angustia y también puede enriquecernos y ser reparadora”.

Seguramente hablar de todo esto nos sirve para decir “Seamos desobedientes” o que es bueno “Aprender a desaprender: la difícil asignatura pendiente de aprobar”. Y es que “Cuando estás rodeado de personas que comparten un COMPROMISO apasionado en torno a un propósito común, TODO es posible”. Y el compromiso ayuda a decir también “No me gusta odiar. No me gusta utilizar la palabra odio. No odio a nadie”. Y sin duda, “Una alegría compartida se transforma en doble alegría; una pena compartida, en media pena: comprometidos con la amistad para una mejor salud”. Y es que a veces “No lo sé” porque “Los buenos se quejan, los mejores se adaptan” y “La adversidad forma parte de la vida: aprendamos a convivir con élla”.

Y terminamos este año 2019 diciendo que “La única inversión que nunca falla: no te arrepientas nunca de ser buena persona” con “10 ideas para ser mejores personas” y teniendo en cuenta a “La gente mágica que necesitamos para tener un buen año”, “Felices Reyes (y Reinas), llenos de gente buena, que suma y que pone entusiasmo a la vida, que pide perdón y perdona, que utiliza palabras que curan y cuidan, con tconfianza, con creatividad, con gratitud, generosidad y optimismo”.

Viva el 2020 y mejor, teniendo en cuenta algunas ideas para ser mejores personas como:

UNA: Entender que el primer paso siempre será el más difícil y aceptar las limitaciones de cada uno, porque aceptarlas tiene un punto doloroso y otro de liberador.

DOS: Ser amables ya que la amabilidad puede ser la idea más revolucionaria por el poder transformador que tienen las personas que llevan la sonrisa puesta, que transmiten optimismo, que nos hacen reír, que por donde pasan mejoran el ambiente. Y ser amables también con la mirada porque la belleza está en la mirada, y no hay privilegio más hermoso que ser observado desde el amor incondicional y la alegría de vivir. Y saber que cosas buenas toman tiempo. Y además, tienes que ser amable con las personas que te trataron mal.

TRES: Celebrar y agradecer (que importante es dar las GRACIAS de corazón, con h-Alma), porque en lugar de lamentarnos cuando el cuerpo se nos queja, tocaría valorar los años que hace que nos soporta y se dobla a nuestro servicio. Gratitud y altruismo añadiría. Tienes que ser responsable por tus actos, aun cuando las cosas salgan mal.

CUATRO: Alegría de vivir y por ello, conviene acercarnos, a la espera del contagio, a gente sencilla, que tiene en la bondad y la estima y el cuidado de los demás el foco, que pasan desapercibidos. Alegría de vivir, de sentir ( de la manera de sentir como dice la canción de Ray Heredia), de relacionarnos, de tener al otro, de ….. La alegría se forma de pequeños momentos que te pasan a lo largo del día. Ser feliz no significa que todo es perfecto. Significa que estamos decididos a disfrutar sin importar las imperfecciones.

CINCO: Amar y ser amados y por tanto a cuidarnos. Y que el cuidado de las personas es la tarea más importante del mundo, y la menos valorada. Amar es cuidar, así de simple, así de profundo, así de maravilloso. No hay amor que se base en el descuido. Cuidar (amar) significa mantener los pequeños detalles, valorar a quien tenemos al lado y hacerle sentir especial, escuchado y amado. El amor durará tanto como lo cuides y lo cuidarás tanto como lo quieras. Y haz lo que amas.

SEIS: Trabajar diariamente la amistad ya que la persona que te haga la compañía adecuada es a la fuerza un/a muy buen amigo/a. Sobre todo si también sabe reír juntos. Porque la amistad multiplica las alegrías y divide las angustias. Los amigos son como los buenos libros: no es importante que sean muchos, sino que sean buenos. La amistad, ese vínculo afectivo que nos une a otras personas. Somos tan buenos como las personas con las que nos asociamos.

SIETE: Caminar juntos porque haciendo camino somos más sinceros, más directos, más profundos. Cuando vamos de paseo, al mercado, a una fiesta, etc es recomendable andar cómodamente tomados de la mano con la otra persona, para equilibrar los ritmos cardíacos, el paso, etc. Si uno desea parar para mirar algo, ambos tienen que detener la marcha. Así no se perderá el sentido de “estar acompañado”.

OCHO: Confianza porque sin confianza no hay motivación, porque confiar a menudo da más fruto que vigilar. Todos tenemos en nuestra vida personas en las que confiar, en las que creer. A estas personas les hemos dedicado mucho tiempo, y con ellas nos sentimos seguros y confortados. Pero no es fácil aprender a confiar en los demás. Es imposible ir por la vida sin confiar en nadie; es como estar preso en la peor de las celdas: uno mismo. La Confianza es el pegamento de la vida y de todas las relaciones. Es la confianza mutua, más que el interés mutuo, la que mantiene unidos los grupos humanos. La autoestima es el cimiento de la confianza. No existe la perfección.

NUEVE: Optimismo currante con esa gente que se ponen manos a la obra. Y mantienen este punto de ingenuidad necesaria para creer que podrán. Porque sin convicción no hay resultados y sin resultados no hay motivos para mantener la esperanza. El optimismo es uno de los conceptos en los que el ser humano se apoya para dar una respuesta emocional positiva a su vida. El optimismo es una herramienta emocional que puede ayudar a conseguir metas y objetivos a priori complicados. El poder del optimismo puede permitirnos atrevernos a emprender, algo que nos enriquecerá y nos permitirá crecer. Y es que el pesimismo conduce a la debilidad; el optimismo al poder.

DIEZ: Priorizar que significa descartar. Que somos más lo que hacemos que lo que decimos, somos más lo que decidimos que lo que pensamos, somos cuando actuamos y no cuando reflexionamos. Y además, es importante aprender mientras se enseña y enseñar mientras se aprende. Darle menos importancia a los aspectos materiales. Tienes que dar más de lo que esperas recibir. Tienes que preocuparte más por los demás de lo que ellos pueden hacer por ti. Ah! Y mantén en buen estado tus redes sociales. Y tienes que seguir adelante aun cuando nadie te esté siguiendo. Y por último, tienes que invertir en ti mismo aun cuando nadie lo haga.

Feliz 2020. Y además Feliz 2020 a las enfermeras y matronas ya que la Organización Mundial de la Salud ha declarado 2020 como su Año Internacional, como homenaje a las profesionales que tanto contribuyen a la salud desde el ámbito asistencial, pero también en distintos frentes como la investigación, la educación o la docencia. Las enfermeras, las reinas del cuidado.


Se el primero en comentar

Deja un comentario