A juicio este lunes los dos hermanos acusados del apuñalamiento de Deifontes en 2017

La Guardia Civil detuvo a ambos en su domicilio de Deifontes ese mismo 19 de diciembre, haciendo constar el fiscal que las lesiones supusieron "un riesgo vital" a la víctima

Tribunal Superior de Justicia de Andalucia en Granada
La Fiscalía interesa penas de nueve años de prisión por la presunta comisión de sendos delitos de asesinato en grado de tentativa con alevosía | Foto: Antonio L. Juárez
Europa PressEuropa Press
0

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada acoge desde este lunes el juicio a los dos hermanos acusados del apuñalamiento de otro varón en el municipio granadino de Deifontes en diciembre de 2017, el cual provocó gran alarma social en la localidad durante días. Se enfrentan a una petición fiscal de nueve años de prisión por la presunta comisión de una tentativa de asesinato con alevosía.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, el 19 de diciembre de 2017, la víctima, entonces de 44 años, acudió a un bar próximo a la Plaza de España de Deifontes, donde se personaron los dos hermanos acusados, que tienen ahora 32 y 30 años, con cuchillos para, “actuando movidos por un palmario y evidente propósito de acabar con la vida” del otro, atacarlo por la espalda.

El hermano menor le asestó supuestamente una primera puñalada a la altura del cuello, por la que la víctima comenzó a “sangrar abundantemente”, y prosiguió luego “con su agresión por distintas partes de su cuerpo”.

Mientras tanto, el mayor, en prisión provisional por estos hechos desde el 21 de diciembre de 2017, “comenzó también a agredirle con su cuchillo, haciéndole finalmente caer al suelo, justo en la puerta de entrada al establecimiento” donde se habían encontrado. Posteriormente, los dos acusados supuestamente abandonaron en un coche que tenían aparcado en la Plaza de España.

La Guardia Civil detuvo a ambos en su domicilio de Deifontes ese mismo 19 de diciembre, haciendo constar el fiscal que las lesiones supusieron “un riesgo vital” a la víctima pues “produjeron un shock hipovolémico que, de no ser tratado quirúrgicamente con carácter urgente, hubieran provocado el fallecimiento”.

Al acusado que quedó en libertad tras prestar declaración ante la autoridad judicial se le impuso como medida cautelar la obligación de abandonar Deifontes y la prohibición de acercarse a la víctima, la cual ha sido prorrogada en varias ocasiones.

Para ambos procesados, la Fiscalía interesa penas de nueve años de prisión por la presunta comisión de sendos delitos de asesinato en grado de tentativa con alevosía, a las cuales suma las peticiones de nueve años de libertad vigilada y de 15 años de alejamiento de la víctima y prohibición de residir en Deifontes.

Está previsto que los hechos, que se vincularon en su día un enfrentamiento entre dos familias de etnia gitana, sean enjuiciados hasta el próximo miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada.



Se el primero en comentar

Deja un comentario