La Guardia Civil pone a disposición judicial a 33 conductores por embriaguez en el mes de mayo

Los acusados fueron detenidos por dar positivo en controles de alcoholemia de la provincia y por estar implicados en accidentes de tráfico

Guardia Civil-2
La Guardia Civil detiene a 33 conductores por embriaguez en mayo | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Guardia Civil de Tráfico de Granada ha puesto este mayo a disposición judicial a 33 conductores que dieron positivo en los controles preventivos de alcoholemia realizados en diferentes puntos de la provincia; o que se vieron implicados en accidentes de circulación.

Cabe destacar que, entre todos ellos, uno de los acusados fue investigado además por conducir careciendo de permiso de conducción tras haberle sido retirado por sentencia del Juzgado de lo Penal número 5 de Granada.

El artículo 379 del Código Penal recoge que se castigará al “que condujera un vehículo a motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas con penas de prisión de 3 a 6 meses, o multa de 6 a 12 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días; y en cualquier caso con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

Por lo que será condenado con dicha pena todo aquel que circule con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0.60 mg/l o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1.2 gramos por litro.

El último investigado ha sido un conductor de nacionalidad francesa de 25 años de edad que se vio implicado en un accidente de circulación que ocurrió el pasado día 31 de mayo en el término municipal de Monachil. El accidente sucedió sobre las 09:00 horas en el kilómetro 4 de la carretera GR-3202 Granada – Huétor Vega. El individuo dio una tasa de 0,83 mg/l de alcohol en la prueba de impregnación alcohólica que se le realizó tras el accidente, por lo que fue investigado por un delito contra la seguridad vial.

Conduciendo en sentido contrario

La investigación más destacada tuvo lugar el pasado día 20 de mayo cuando un vecino de Jaén, de 37 años de edad, fue detenido por ir conduciendo en sentido contrario, y por dar positivo en la prueba de alcoholemia.

Los agentes circulaban dirección Puerto Lumbreras cuando observaron que se estaba produciendo una retención de vehículos en los carriles de sentido contrario, a la vez que varios usuarios de la vía realizaban señales luminosas a modo de advertencia. La patrulla hizo un cambio de sentido en Pulpite y se dirigió hacia la retención para encontrarse de frente con un vehículo que circulaba en sentido contrario. Cuando los agentes consiguieron que el vehículo se detuviera, identificaron al conductor y comprobaron que se encontraba bebiendo cerveza momentos antes de que fuera intervenido. La prueba de impregnación alcohólica así lo demostró con 1,15 mg/l en la primera prueba y 1,17 mg/l en la segunda.



Se el primero en comentar

Deja un comentario