Lunes, 19 de Noviembre de 2018

            

Yo lubrico

María del Mar Gómez


image_print

No hay placer que dure si no es reanimado por la variedad.

Publilio Siro

 

 

Así lo decía este escritor de la Antigua Roma, y con él empiezo hoy.

LUBRICACIÓN

Seguramente habréis leído en muchos sitios y escuchado la importancia del uso de un lubricante en el momento de tener relaciones sexuales, o con los juguetes eróticos. La verdad es que el lubricante es un elemento clave en cualquier tipo de relación y no sólo es que ayude a mejorar el rendimiento sexual, sino que también ayuda a mejorar la salud.

La lubricación es masculina, femenina, vaginal, anal, para sexo oral, para la masturbación… Es decir, para todo y para todos.

En nuestro canal de YouTube, Raquel Zafra, Sexóloga Online de TupperSex Andalucía, nos cuenta la importancia de la lubricación. Mientras veis o no el vídeo 😊, os voy a contar lo mas importante, divertido, saludable y placentero que conlleva usar lubricantes en nuestras relaciones.

Lubricación para nuestra Salud e Higiene intima

Dos cosas importantes: recordad limpiar vuestra vagina (desde la vagina hasta el ano), procurad no frotar el papel y usad toallitas íntimas lo más natural posible.

Si notas olor fuerte, con o sin la menstruación, si sufres de infecciones o molestias a menudo, usa desodorante íntimo, ayuda a mantener el PH y evitará la incomodidad; usa un lubricante suave lo más natural posible durante tus relaciones, para estar más relajada y para poder disfrutar más.

Lubricación durante el Sexo

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala los lubricantes, junto a condones, como un artículo de vital importancia en la prevención de embarazos no deseados, el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS)”

NO ES COSA DE LA EDAD, aunque esto es algo educacional, la lubricación ayuda a contrarrestar la falta de lubricación natural. A veces si no tenemos suficiente estímulo (preliminares) podemos no estar suficientemente preparadas para la penetración, lo que resulta molesto…

A veces nos pasa que, por el cansancio, el estrés, la menstruación, tabaco, medicinas, etc., notamos que lubricamos menos, no os hablo de deseo ni de falta de estímulo. Los lubricantes, están para ayudar, para jugar, para favorecer.

Ya sean con base de agua (los que absorbe el cuerpo rápidamente), con sabores (sexo oral), con efecto calor (estimulantes-dilatadores), o con base de silicona para juegos largos…

Supongo que algunos/as me seguís y habéis leído los otros artículos sobre los estimulantes, pues ¿a que estáis esperando? ¡PROBADLOS!

NO ES COSA DE GÉNERO

Hombres:  hay un dicho por ahí: “dar placer es vuestro placer”. Bueno corregidme si me equivoco. Si lubricas tu miembro con un lubricante a gusto, o con un estimulante, ayudarás a tu pareja a aumentar su placer y por lo tanto el tuyo también.

Y sigo con el tema Educacional, tomo la frase de nuestra Sexóloga Online “una practica sexual placentera no te hace homosexual”. Esto viene a cuenta de algo que digo habitualmente en las reuniones TupperSex: el placer del hombre está más allá de su pene. Ese conducto “Botón mágico” como yo lo llamo (perineo), que está entre los testículos y el ano, durante el juego en pareja estimulado, apretado es muy placentero. ¡PROBADLO!

Mujeres:  Lo más importante es conoceros, experimentar. También hay un dicho para nosotras: “somos románticas, pero nos gusta el sexo salvaje”.  Los lubricantes son como el kit básico a tener, base de agua aplicado directamente en nuestra zona íntima (este se puede aplicar tanto como necesitemos), base de silicona, igual que el de agua, pero también sobre los juguetes, sobre el pene, o labios (sexo oral), este lubricante suele generar un poco de efecto calor.

Modo de uso de los lubricantes: “saborea, desliza, calienta y lame”.

NO USAR

Nunca, nunca, pero nunca, usar aceites que tengamos en casa, saliva, fruta, nata (sí, aunque todos hemos visto la peli), vaselina. Algunos contienen azúcar (infección segura), otros irritan muchísimo, otros como la saliva contiene muchas bacterias además de no lubricar nada… Aquí hay una gran lista, pero lo más importante eres tú. Si quieres disfrutar de tus juegos, de tus relaciones sexuales elige bien, escoge el lubricante que más se ajuste a ti y disfruta segura y con placer.

Besos y gracias por leerme.

Hablar, jugar, acariciar, mimar, después del sexo ¡las mujeres no nos dormimos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.