Lunes, 27 Marzo, 2017

Ya son cuatro muertos por el derrumbe de dos edificios en Manhattan

Entre los heridos figuran varios en estado crítico, incluidos una mujer y un niño. La Policía ha llegado a cifrar el número de desaparecidos en torno a una docena, por lo que el balance de víctimas podría aumentar conforme avance los trabajos de rescate.

E.P


image_print

Al menos cuatro personas han muerto, más de más de setenta han resultado heridas y varias se encuentran aún desaparecidas por la explosión y posterior derrumbe de dos edificios de apartamentos en Harlem Este, en el norte de Manhattan, según el último balance confirmado por las autoridades y recogido por la cadena NBC News.

Entre los heridos figuran varios en estado crítico, incluidos una mujer y un niño. La Policía ha llegado a cifrar el número de desaparecidos en torno a una docena, por lo que el balance de víctimas podría aumentar conforme avance los trabajos de rescate.

El alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, ha dado por buena la tesis de que una explosión de gas ha sido la causante del derrumbe de dos bloques de apartamentos en Harlem Este. “El impacto afectó a los edificios en torno a los dos que quedaron destruidos” en Park Avenue, ha declarado en rueda de prensa.

Previamente, la compañía eléctrica local, Con Edison, había informado de que recibieron una llamada telefónica hacia las 9:15 horas alertando de que había un fuerte olor a gas. La explosión se produjo en torno a las 9:30 horas y su equipo llegó alrededor de las 9:40 horas. “Dos equipos de Con Edison fueron enviados a las 9.15 y llegaron justo después de la explosión”, ha precisado la compañía.

Por otra parte, el alcalde demócrata ha subrayado que “esta es una tragedia del peor tipo, ya que no hubo indicios a tiempo para salvar a la gente”. “Sabemos que hemos perdido a dos personas ya y que hay 18 heridos de diversa consideración”, ha indicado.

De Blasio ha reconocido que hay desaparecidos, aunque no ha precisado el número, y ha asegurado que se llevará a cabo una búsqueda exhaustiva, una vez los bomberos consigan apagar el fuego que se ha declarado en el lugar donde antes estaban los dos edificios de cinco plantas. “No escatimaremos esfuerzos para encontrar a todos y cada uno de los seres queridos”, ha prometido.

Según el director de urgencias del hospital Monte Sinaí, Kevin Chason, citado por el ‘New York Post’, once de los heridos, entre ellos dos niños, están siendo atendidos en este centro.

OLOR A GAS ANOCHE

Uno de los desaparecidos en el derrumbe es Jordy Salas, marido de Jennifer Salas, de 20 años. La mujer ha relatado al ‘New York Times’ que en su edificio había un apartamento en cada una de las seis plantas y que “anoche olía como a gas, pero luego el olor se disipó y todos nos fuimos a dormir”.

“Intentamos encontrar la fuente del gas, pero como el olor desapareció nos fuimos a dormir”, ha contado entre sollozos, mientras rogaba a los bomberos que encontraran a su marido.

Su relato coincide con el de otros testigos. La propietaria de la iglesia que se encontraba en el bajo de uno de los edificios, Carmen Vargas-Rosa, ha confirmado que ya anoche olía a gas en la zona. “Anoche, cuando salimos de la iglesia, en la esquina de la calle había olor a gas”, ha afirmado, citada por la cadena CBS.

“Iba y venía, así que pensé que era de la tienda de la esquina por lo que me dirigí a sus propietarios y se lo dije y ellos dijeron que lo mirarían, y luego me fui a casa”, ha relatado. Vargas-Rosa ha señalado que no sabe si había alguien dentro del edificio, pero ha indicado que cuatro de sus inquilinos están desaparecidos.

“Una de ellas tenía el día libre, así que lo más probable es que estuviera en el edificio”, ha explicado. “Hay una madre que tiene un hijo enfermo, así que salvo que tuvieran una cita en el hospital, podrían estar dentro y hay un joven y su mujer que van tarde a la escuela, así que podrían estar durmiendo y no podemos contactarles”, ha agregado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *