Lunes, 29 Mayo, 2017

Ya no queda ni ilusión



image_print

Si el 31 de mayo, fecha de la última jornada de Liga, vemos al Granada entre los tres equipos que se marchan para Segunda no nos rasguemos las vestiduras. Aunque aún resten dos jornadas y una vuelta completa, los puntos que está dejando de ganar ahora el conjunto nazarí son y serán claves para el devenir del campeonato. Ya lo comenté antes de las vacaciones de Navidad, Caparrós ya no es el culpable de que el Granada sea, de largo, el equipo más triste (por ser benévolo en el calificativo) de Primera. El utrerano ha tenido seis meses para demostrar que era válido para el banquillo de Los Cármenes, pero por H o por B, no lo ha hecho. Tampoco nos hagamos el harakiri. Por mucho que se llame Joaquín Caparrós y que sea el segundo técnico en activo con más partidos en la élite del fútbol español, en el Granada ha hecho el ridículo y si va a seguir siendo así es por obra y gracia del presidente Quique Pina y de la dirección deportiva, para mí los responsables de pegarse una semana más un disparo al pie.

Solo ellos pueden poner fin a este calvario. El plan A, Caparrós, cantera y jugadores con más nombre que calidad no funciona. Están tardando desde hace varias jornadas en poner en marcha el B. Nuevo entrenador y fichajes certeros en enero. Igual con el B el camino es el mismo: ir a Segunda cuesta abajo y sin frenos, pero la inmovilidad y la ceguera ante lo evidente no habla muy bien de un gestor que presume de precisamente de ello. Si hay que esperar a que el Sevilla y la Real Sociedad también pasen por encima al Granada sin ni siquiera la necesidad de sudar la camiseta allá ellos. El aficionado rojiblanco ya se ha hecho a la idea que le quedan cinco meses en la elite. Es lo peor de todo, la indiferencia. Ni siquiera en el día de Reyes queda ya ilusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *