Jueves, 19 enero, 2017

Vitaminas contra el cansancio

Los nutrientes que más aportan contra el cansacion son el hierro, la vitamina D y la vitamina B12



image_print

El ritmo de vida actual requiere de grandes dosis de energía. Cada vez es más común sentir que no tenemos suficiente fuerza para acabar el día. Algunas veces ese cansancio es motivado por causas obvias como, por ejemplo, reponerse de una gripe o la falta de sueño; sin embargo, en otras ocasiones la fatiga puede estar causada por una deficiencia de vitaminas, casi siempre ocasionada por una mala alimentación.

Desde la web dirigida a pacientes de la Escuela de Medicina de Harvard en Estados Unidos señalan que una deficiencia en vitaminas podría ser parte del problema de la falta de energía. Como no son las vitaminas la solución para el cansancio, ni los suplementos la panacea contra la fatiga, los especialistas de Harvard apuntan que podría merecer la pena preguntar al médico para comprobar los niveles de unas pocas vitaminas y buscar el mejor remedio.

Concretamente, destacan el hierro, la vitamina B12 y la vitamina D como micronutrientes indispensables para evitar el desgaste físico:

HIERRO

La anemia se produce cuando no hay suficientes glóbulos rojos para cumplir con los requerimientos de oxígeno del organismo o cuando estas células no llevan lo bastante de una proteína importante llamada hemoglobina. La fatiga suele ser el primer signo de una anemia.

Una prueba sanguínea para medir el número de glóbulos rojos y la cantidad de hemoglobina pueden decir si tienes anemia. El primer paso para subir el suministro de hierro del cuerpo es tomar alimentos ricos en hierro como carne roja, huevos, arroz y legumbres o, si tu médico te da el visto bueno, utilizar suplementos de venta sin receta.

VITAMINA B12

Tu cuerpo necesita suficiente vitamina B12 para producir glóbulos rojos. Por ello, una deficiencia en esta vitamina puede también producir anemia. Las principales fuentes de vitamina B12 son carne y productos lácteos, por lo que muchas personas consiguen suficiente sólo de la dieta.

Sin embargo, se vuelve más difícil para el organismo absorber vitamina B12 a medida que envejecemos y algunas enfermedades (como la enfermedad inflamatoria intestinal) pueden deteriorar su absorción. Muchos vegetarianos y veganos se vuelven deficientes en vitamina B12 dado que no comen carne o lácteos.

Cuando la deficiencia en B12 está asociada a la dieta, los suplementos orales y los cambios en la dieta para aumentar el consumo de B12 pueden conseguir que suban los niveles de la vitamina. Otras causas de deficiencia de B12 suelen tratarse con inyecciones regulares de vitamina B12.

VITAMINA D

Un déficit de vitamina D puede debilitar la fuerza de músculos y huesos. Esta vitamina es única dado que tu cuerpo puede producirla cuando tu piel está expuesta a la luz solar pero tampoco hay muchos alimentos naturales que sean fuente de ella.

Puedes encontrarla en algunos tipos de pescado, como el atún y el salmón, y productos enriquecidos como leche, zumo de naranja y cereales del desayuno. Los suplementos son otra forma de asegurar que tomas suficiente vitamina D, además hay que tener en cuenta que la forma D3 es más fácil de absorber que otras formas de vitamina D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *