Martes, 17 enero, 2017

Violines y Zombis en el Nuevo Los Cármenes

isco-barral-sergio-ramos-granadacf-realmadrid
Manu Bayona


image_print

Un once inicial ofensivo y con bastante descaro fue el que puso en liza Sandoval ante el Real Madrid. A priori podía significar un principio de suicidio salir con 3 delanteros, 1 mediapunta y 2 mediocentros con gusto por el balón y sin ningún músculo. Pero lo que sonaba a peligro, se tornó en oportunidad. Y lo hizo porque Sandoval en bandas tenía a dos velocistas con cuerpo, reconvertidos a extremos punzantes. Los dos extremos abrieron el campo hasta la saciedad. Colocaron los tacos de sus botas junto a la cal y apretaron la salida del balón del Real Madrid a partir de la línea del centro del campo. El trío formado por Rubén Pérez-Fran Rico-Rochina tocaban con solvencia. Robaban y soltaban rápido hacia las bandas para que los puñales enfilaran a sus laterales. Y primero Barral, para después El Arabi, barrían el frente de ataque intentando cazar la gran recompensa.

La cazó El Arabi que igualó el récord del mítico Porta y se coloca como máximo goleador de la historia del Granada en 1ª División alcanzando al eterno delantero granadinisita. Quizás que marcara El Arabi fue un guiño del destino al marroquí, que aún sigue buscando la benevolencia y el cariño incondicional de su afición. Cosa que por desgracia, dudo que se pueda ver por el Nuevo Los Cármenes.

Si de medio campo en adelante todo son violines y toque de corneta cuando entran en ebullición Peñaranda y Success, en fase defensiva todo se torna gris y truculento. El campo se seca. Empiezan a brotar árboles sin hojas, rosas con tan solo espinas, zombis de ultratumba y del veleta sale una luna llena amarilla que alerta de que sobre el verde de los Cármenes, algo horrendo va a suceder… Y eso tan horrendo no es más que una auténtica autopista hacia el cielo –Starway To Heaven. Que temazo…-  tras la espalda generalmente de Foulquier y en ocasiones de Miguel Lopes.

¿Porqué? Como diría Mou… Pues eso le gustaría saber a Sandoval. De base entendemos que los conceptos tácticos del lateral francés son cuanto menos mejorables. Su poderío físico lo hacen un jugador con un potencial envidiable. Resulta que además tiene técnica, desborde, velocidad… pero no suele elegir especialmente bien cuando tiene que encimar, cuando tiene que recular, cuando tiene que bascular o cuando tiene que contemporizar. Y así, con esa nula inteligencia futbolística y nula percepción del espacio – tiempo, es imposible vencer al Real Madrid o al Escalerillas F.C. La tercera vez que dejó todo el vial libre a sus espaldas lo aprovechó Carvajal para entrar como Dani por su casa hasta la cocina y decirle a Karim que la empujara, que a él le daba risa.

Hubo minutos en la segunda mitad de un altísimo nivel futbolístico. El Granada dominó al Real Madrid. Atacó por una banda, por otra, por dentro, con llegadas y con disparos desde lejos. Desde el regreso del club de Recogidas a 1ª División, el de anoche fue el mejor encuentro disputado ante un grande y llámenme loco, pero de los mejores antes cualquier rival en el Nuevo Los Cármenes.  Aún así, no le dió para vencer. No le dió porque amigo, si tienes delante tuya y en la frontal del área a un tal Luka Modric, hay que salirle a tapar el posible tiro si o si. El resto, ya es historia.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *