Lunes, 23 enero, 2017

Viernes Santo para el recuerdo | Vídeos

Granada no falló a la cita con el Señor de los Favores a las tres de la tarde | Ferroviarios, Escolapios, Favores, Santo Entierro y Chías realizaron estación de penitencia

Cristo de la Buena Muerte (Ferroviarios) con la Sierra Nevada al fondo | Foto: Román Calljeón
Román Callejón | Davinia P.G. | Fran Yeste


image_print

Sol radiante y altas temperaturas marcaban el inicio del Viernes Santo. La jornada cofrade comenzaba a medio día con la conmemoración de la muerte de Cristo, a las tres de la tarde en el Campo del Príncipe.

Las cinco cofradías que tenían previsto realizar sus Estaciones de Penitencia pudieron hacerlo con completa normalidad. Las calles se inundaban de personas que acompañaron a los pasos procesionales desde la salida hasta el encierro.

Pero sin duda alguna, este Viernes Santo se recordará por ser un día histórico ya que los diez titulares que procesionaron, coincidieron con el Santísmo Cristo de la Misercordia en el interior de la Catedral. Es esta una imagen única para los cofrades,  que no sabemos cuándo se volverá a repetir.

HORA NONA

Granada no faltó a la cita con el Señor de los Favores en el Campo del Príncipe. Miles de personas asistieron a este lugar tan emblemático del Realejo, para conmemorar la muerte de Cristo.

Un acto con rezos y la presencia de la Soledad de Nuestra Señora, en el que Luis González hizo sonar el cornetín a las tres de la tarde, anunciando así la muerte de Cristo. Esta ceremonia, tan piadosa y devocional al mismo tiempo, se cerraba con las palabras de don Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

FERROVIARIOS

Centenares de personas esperaban a esta cofradía tanto en los alrededores de su sede como en el paseo central de la Avenida de la Constitución.

En esta ocasión, se estrenó la finalización del paso de Cristo, por Miguel Santana, así como una nueva cruz arbórea y la policromía del mismo. La primera levantá fue dedicada a todas las víctimas del terrorismo, y después los pasos fueron llevados al exterior de sus capillas, iniciando así su estación de penitencia.

Como ocurre cada año, el momento que se vive con más emoción dentro de esta corporación, es la Estación que se hace delante de la Basílica de San Juan de Dios sobre las diez y media.

Centenares de personas se agolpaban para verlos llegar y adentrarse en su templo. Lo hicieron sobre las doce y veinte de la noche con ovaciones, aplausos y saetas.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

FAVORES

Cientos de personas esperaban a las puertas de las capilla, anexa a la Parroquia de San Cecilio, a esta hermandad. Ambos pasos se ponían en las calles bajo las órdenes de Alberto Ortega y Enrique Muñoz, que dedicaron las primeras levantás a todos “los greñúos” del mundo y a los refugiados.

Esta dolorosa, realizada por Francisco Morales, conocida popularmente como “La Greñúa”, bajaba el Carril de San Cecilio a los sones de la Banda de Música Asociación Musical de Utera. El Santísimo Cristo de los Favores, estuvo acompañado como ya es habitual con la Agrupación Musical “La Pasión” de Linares, que se adentraba en la calle Ganivet con la marcha “Lloras en tu soledad”.

Una gran afluencia de personas esperaban a esta cofradía en Gran Vía y en su barrio donde las petalás, saetas y magistrales chicotás no cesaron hasta que los dos titulares llegaron a las puertas de su capilla, y el paso de palio precedido por una inmensa “bulla”, como es habitual cada noche de Viernes Santo.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

ESCOLAPIOS

La tercera cofradía en llegar a Carrera Oficial fue la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de Mayor Dolor, conocida popularmente como los “Escolapios”.

Este año se produjo un pequeño retraso, ya que las puertas de la iglesia de San José de Calasanz se abrieron a las 19:10 horas, diez minutos más tarde del horario previsto, pero rápidamente fue recuperado, cumpliéndose así los horarios en Tribuna Oficial.

En primer lugar, el Cristo de la Expiración atravesaba las puertas de su sede con la imagen bajada para agilizar esta maniobra. Este titular salía a las calles con la marcha “Cristo de la Expiración” y “Cristo del Amor”, interpretada por la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, mientras que este imponente crucificado subía poco a poco su altura.

Le seguía, la bella dolorosa del Mayor Dolor, conocida como la “Reina de Roma”, que atravesaba la reja del patio de San José de Calasanz con la popular marcha “Passio Granatensis”, tocada por la Banda Musical San Isidro de Armilla.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

SANTO SEPULCRO

La cuarta hermandad en llegar a Carrera Oficial fue la Cofradía del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad del Calvario, que salía puntualmente de la iglesia de San Gil y Santa Ana, a las 20:00 horas de la tarde, a pesar de que acumuló un pequeño retraso que hizo que las Chías tuvieran que detenerse en Gran Vía para esperarla.

Esta hermandad es la oficial de nuestra Semana, y por este motivo, seguían al primer paso, representaciones de las cofradías, del Ayuntamiento o la Diputación Provincial, como el alcalde de Granada, don José Torres Hurtado, alcalde de la ciudad.

Este año, se estrenaban los roquetes del cuerpo de acólitos y dos nuevos incensarios. El Santo Sepulcro llegaba a Santa Ana sobre las doce y veinte, mientras que la Soledad del Calvario lo hacía minutos más tarde bajo marchas interpretadas por la Banda Municipal de Granada.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

CHÍAS

Unos minutos más tarde de la hora prevista, las 19 horas, la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Descendimiento del Señor, ponía su Cruz de Guía a las puertas del Monasterio de San Jerónimo.

Antes de iniciar su desfile procesional, en el interior del monasterio, se procedía al indulto del preso, que tradicionalmente hacen cada Viernes Santo.

Mucha expectación había en torno a ella, como ocurre cada Viernes Santo, y especialmente por el público más infantil que en todo el recorrido gritaba a las famosas Chías para que tocasen sus instrumentos.

El paso del Cristo, a las órdenes de Miguel Leyva, fue portado por 14 verdugos horquilleros en alto, que era precedido por el sonido del tambor que anunciaba la muerte de Cristo. Después llegaba al atrio del monasterio, la “Reina de San Jerónimo”, Nuestra Señora de la Soledad, portada por el cuerpo de costaleras de esta hermandad, bajo las órdenes de Pablo Córdoba. Esta cuadrilla tuvo que realizar una difícil maniobra para que el paso de la dolorosa consiguiese atravesar el arco del atrio que da acceso a la calle Rector López Argûeta, especialmente por la altura del mismo.

La cofradía tuvo que parar su recorrido por unos minutos al llegar a la Plaza de Isabel la Católica debido al retraso que llevaba la cofradía del Santo Entierro, pero afortunadamente se pudo recuperar el tiempo y entrar en horario oficial a Carrera Oficial.

El paso de la Virgen cambiaba su fisionomía ya que se le retiró la candelería y en su lugar se colocaron cuatro faroles en las esquinas, que eran los primitivos que poseía el Cristo del Trabajo.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *