Jueves, 25 Mayo, 2017

(Vídeo) Una protesta solapa el acto de apertura de la Feria del Libro

Un grupo de personas vinculadas a la biblioteca “Las Palomas” del Zaidín ha interrumpido el acto de inauguración

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

 

Eran poco más de las ocho de la tarde cuando el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, se disponía a comenzar con los discursos de apertura de la XXXIII edición de la Feria del Libro de la capital. Fue entonces cuando un grupo de personas se situó frente al escenario instalado en el Paseo del Salón y le arrojó dos llaves de cartón de medio metro de longitud.

De esta manera, se inició la protesta que ha solapado la puesta en marcha de la Feria del Libro en Granada. Un grupo de personas se ha manifestado a favor de la reapertura de la Biblioteca de Las Palomas, situada en el barrio del Zaidín. Las llaves simbolizaban una reivindicación que ha ido dirigida tanto a los representantes municipales como a los regionales.

Inmediatamente después de arrojar estos objetos al escenario, los manifestantes, que se contaban por apenas una decena, han elevado su voz para tratar de hacerse oír en medio del discurso de García Montero, que se esforzaba por lanzar su mensaje mientras los participantes en la protesta coreaban de forma sistemática: “¡Reapertura por la cultura!”.

Los defensores de la puesta en marcha de los servicios de esta biblioteca, que cerró sus puertas en el año 2011, portaban un cartel de color naranja en el que denunciaban que el centro estaba olvidado por parte de las instituciones. Tras esta pancarta, los manifestantes han seguido coreando sus consignas entre discurso y discurso antes de marcharse para respetar las palabras del pregonero de la Feria del Libro, Jesús García Calderón.

Mientras abandonaban el Paseo del Salón, los participantes en la protesta han sido abordados por la Policía Local, que les ha retirado la pancarta que habían utilizado para darle visibilidad a sus reivindicaciones.

“LO VAMOS A CONSEGUIR”

Los manifestantes han abandonado los aledaños del escenario en el que se daba el pistoletazo de salida a la Feria del Libro satisfechos por haber podido dejar patente su descontento con las administraciones en un contexto en el que la cultura y la lectura eran los protagonistas: “Llevamos mucho tiempo en la lucha porque con el cierre de estas bibliotecas se deja sin cultura a los barrios. Las administraciones se pasan la bola, pero al final lo vamos a conseguir”, apuntó María Campos, una de las participantes en la protesta.

“LA LLAVE IRÁ A LA BIBLIOTECA FRANCISCO AYALA”

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero, se ha tomado con humor la protesta y le ha hecho entrega de la llave recibida de manos de los manifestantes a la responsable del servicio municipal de bibliotecas: “Irá con mucho orgullo a la Biblioteca Francisco Ayala, que es extraordinaria y que además está ubicada en el barrio del Zaidín, el barrio en el que reclaman la reapertura. Esto son ganas de estropear un acto coherente y serio”, aseguró el edil.

“ES UNA RESPONSABILIDAD MUNICIPAL”

Otra de las receptoras de las críticas, la delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Ana Gámez, ha dejado la responsabilidad en manos del Ayuntamiento y ha negado que la institución a la que representa tenga la potestad de reabrir o de cerrar esta biblioteca.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. En GRanada construyen el nevada, la biblioteca, el parque tecnológico de la salud, el metro…para después o no abrirlo o dejarlo a la mitad. Y pretenden que no nos quejemos”!!!!