Lunes, 24 Julio, 2017

            

VÍDEO | Adri, el portero que volvió a nacer

Adri siempre quiso ser portero, un deseo que le puso a prueba. En un ejercicio, tuvo una mala caída y se tragó la lengua; con 12 años ya le ha parado un gol a la muerte

Adrián Belmonte | Foto: Lluís Blanes
Román Callejón y Daniel Sánchez-Garrido | Vídeo: Lluís Blanes


image_print

A principios de marzo, Monachil tembló como si un terremoto hubiera tenido epicentro en el mismo municipio granadino. En un campo de fútbol entrenaba un grupillo especial de niños, chavales que persiguen su sueño de ser futbolistas. Pero quizás ellos vayan más allá, lo tienen claro, quieren ser porteros.

Nuestro protagonista habla con una experiencia y sabiduría que es imposible que tenga a sus doce años, además de una tranquilidad que le puso desaparecer en apenas décimas de segundo. Se llama Adrián Belmonte, y con doce años ya le ha parado un gol a la muerte. Su ídolo es Keylor Navas, pero no por ello es seguidor del Real Madrid, le gusta el Atlético y el ‘Cholo’ Simeone. “Yo soy de los buenos jugadores”, nos decía con una sonrisa pícara.

Es zurdito, con toque, y siempre ha sido jugador de campo, pero con alma y corazón de guardameta. Su hábitat está entre los tres palos. Ejemplar en las notas, atento, obediente y con fortuna, al fin y al cabo.

Llevaba poco tiempo bajo los palos, apenas dos entrenamientos, y el destino quiso ponerle a prueba en esa posición que tanto le atraía. Le había costado ponerse en la portería, ya que los entrenadores, al ser zurdo, querían que actuara como jugador de campo. Su madre cumplió su deseo, llevándolo a esta escuela de porteros en Monachil para que probara.

En uno de sus primeros entrenamientos, todo pudo truncarse. “Caí encima del balón, me quedé sin aire, sin respiración, me desmayé, y me dieron convulsiones y tal, y me tragué la lengua. ‘El Pescao’ me la sacó”. Su madre lo relata con el coraje y el sentir de madre. “Cuando fui a entrar al campo, yo sabía que pasaba algo, pero no me imaginaba que era lo que me estaban diciendo. ‘El Pescao’ se acercó a mí, me lo dijo muy tranquilo y sereno, y me dijo que lo llevara a Urgencias”, nos contaba Trini, la madre de Adrián, con cierta emoción.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Adrián apenas lo recuerda, pero escucharlo ya pone la piel de gallina. “Yo no me acuerdo, me lo contaron todo. Yo lo único que recuerdo es que ‘El Pescao’ me estaba diciendo ¡Adrián, despierta! Me sentía como si me hubiera quedado dormido, me creía que habíamos estado haciendo un ejercicio y en mitad de la explicación me había quedado dormido”.

Pero Adrián quería seguir entrenando.“Yo estaba bien, no me acordaba de lo que me había pasado, pero el ‘Pescao’ me dijo que no, que descansara”.

Fue lo más difícil tanto para Juan Carlos Fernández ‘El Pescao’, ex portero del Granada CF y entrenador de Adri, y ahora también ángel de la guarda. Le salvó la vida con un actuación de cirujano. Adri también se acuerda de su madre, sabe que lo pasó mal, y cuando le preguntamos por ella, la mira en la distancia. “Mi madre se asustó bastante, lo pasó muy mal. Me fui con ella al hospital, me hicieron pruebas, y al final lo que tenía era un síncope. Ahora tengo que ir otra vez a hacerme pruebas”.

2

‘El Pescao’ y Adri | Foto: Lluís Blanes

Trini no lo pasó bien, no se creía lo que había pasado a su hijo cuando ‘El Pescao’ se acercó con él a la puerta de la entrada del campo de entrenamiento. Nos relata que fue, en especial, en los días siguientes cuando peores momentos vivió. “Le podría haber pasado algo fatal a mi hijo. A los tres días de lo sucedido, lo miraba y me echaba a llorar”.

Lo importante es que Adrián está sano, sin ninguna secuela, y no tiene miedo a pesar de seguir pasándolo mal alguna noche. “No me acuerdo de nada. Estoy bien, pero por las noches a veces me cuesta dormir porque creo que me trago otra vez la lengua”.

Entre risas nos cuenta que su madre le ha dicho que tiene dos cumpleaños. Ahora exigirá dobles regalos, pero sobre todo celebrará que volvió a nacer aquel 28 de marzo y podrá seguir haciendo lo que más le gusta. “A mí me da igual lo que me pase, sólo quiero jugar al fútbol”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *