Miércoles, 15 Agosto, 2018

            

Victoria cómoda primer amistoso ante un rival de Segunda

El Granada se impone por dos tantos a cero a un Extremadura que no llegó a incomodar al guardameta rojiblanco

Juancho, Víctor Díaz y Puertas se abrazan | Foto: Granada CF
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Tres victorias en tres partidos de pretemporada para el Granada. Esta vez, los de Diego Martínez se han enfrentado por primera vez en esta fase de preparación a uno de sus futuros rivales en Liga, el Extremadura, que ascendió en la última temporada desde la Segunda B.

El encuentro, disputado en el Football Center de Marbella a las 19:30 horas, arrancó con dominio rojiblanco en el juego y las ocasiones. El Granada se creció con cada intervención de Nico Aguirre, dueño y señor de la medular, obligando al Extremadura a replegarse y buscar incomodar al contragolpe, algo que no llegó a conseguir en todo el encuentro.

El liderazgo con el balón se hizo patente pronto y, a los cinco minutos de partido, Adrián Ramos ya gozó de una clara ocasión de gol al quedarse solo dentro del área. Sin embargo, el delantero colombiano se durmió y Manu García, guardameta rival, se anticipó para quitarle el balón antes de que lograse disparar. Gozaría de más ocasiones a lo largo del encuentro el ‘7’ del Granada, aunque sin suerte en todas ellas. Parece que aún le falta para afilar los colmillos.

La chispa que iniciaría la explosión de la victoria del conjunto nazarí la puso Vadillo. El extremo prendió la mecha con una internada por banda que le llevó a entrar en el área y encarar portería, pero cuando podía disparar eligió la opción más solidaria y puso el balón en bandeja a un Puertas que solo tuvo que empujarla, aunque con algunas dificultades. Minuto 35 y el Granada ganaba por 1-0 ante el Extremadura. El encuentro se fue al descanso con poca más variación, pues los pupilos de Diego Martínez supieron mantener su ímpetu.

Tras la reanudación, las cosas cambiaron ligeramente, el nuevo once del Granada no conectó con el juego del anterior y cedió un poco de protagonismo al conjunto rival, si bien no llegaron a generar ocasiones que incomodasen a Aarón, que tuvo que abandonar el encuentro lesionado. Pese a este paso atrás, los rojiblancos (de negro hoy) no encontraron demasiados problemas a la hora de contener los ataques rivales y controlar el ritmo de partido.

Con esta comodidad llegaría el segundo tanto para el Granada. Raúl Baena sería el encargado de transformar a los 69 minutos de juego un penalti dudoso que permitió poner el 2-0 final en el marcador. Con poco más reseñable sobre el césped, el encuentro finalizó, dejando al Granada la tercera victoria de su pretemporada, esta vez ante uno de sus rivales a lo largo del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.