Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Viajamor 2. La putrefacción de las cosas vuela hasta Granada

Descubrí que la literatura puede tener objetivos o no tenerlos, ser en sí misma o ser para algo.



image_print

De alas y de olas están hechos los relatos de Elena. Como todo lo bueno, llegó a mi a través de enlaces que ni planeados hubieran sido tan perfectos. Me dejó sin aliento, porque desde entonces mis palabras solo podían repetir sus palabras. Me quedé vacía para poder llenarme con sus historias, y me quedé ciega para ver sólo los mares que vierten sus aguas en las páginas de Viajamor.

Descubrí que la literatura puede tener objetivos o no tenerlos, ser en sí misma o ser para algo.

También que la literatura puede surgir de muchas partes del cuerpo: generalmente surge de la parte frontal del cerebro, llamada neocórtex, responsable del desarrollo racional del ser humano. Pero esta es una literatura muerta donde simplemente se hilan palabras con algún motivo concreto. Otras veces se alían pedazos del cuerpo para contar, y nacen obras que vienen, por ejemplo, del pie derecho y los intestinos (porque es ahí donde se forjó la idea que dió origen a la historia que se cuenta).

 

libro viajamor

Y luego están las últimas, las mejores, aventuras que nacen de una convulsión cabal que deja el cuerpo hecho añicos y lo convierte en ceniza. Entonces no se puede diferenciar un órgano de otro, sino que se escribe al completo con el nudo que supone saberte sin límites, sin saber dónde terminas tú y comienza tu creación.

Lo realmente mágico de todo esto es que aquel que absorve la historia con sus ojos, relatándola para dentro con una voz incontenible, viaja hasta el centro de aquello con lo que el autor o la autora han escrito ese texto que ahora se repite en otro cuerpo. Y es fascinante sentir cómo se despiertan justo esos lugares de otro cuerpo en el tuyo.

Viajamor pertenece a esa última categoría de literatura:

No porque Elena se esfuerce sino porque sus palabras no pueden salir de otro sitio.

received_10152975662163904-1

Después de pintar de colores medio mundo a través de su blog y su perfil en Facebook , Elena Alonso viene dispuesta a empapelar las pieles granaínas con los textos de su segundo libro, “Viajamor 2.

La putrefacción de las cosas” y Color Carne abre sus puertas este sábado 19 de Marzo a las 20.00h para que nos dejemos conquistar el cuerpo a través de sus palabras.

Un artículo de Color Carne

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *