Sábado, 23 Septiembre, 2017

            

Vestidos Cortos: ¿cuál combina mejor con tu tono de piel?

La última moda son los vestidos asimétricos: cortos por delante y más largos en la parte trasera

Mujer posa con vestido rojo
Remitido


image_print

Muchas personas no entienden la frustración de la mayoría de las mujeres cuando éstas no saben qué ponerse a pesar de tener el armario lleno. Sin embargo es algo totalmente normal y corriente debido a la gran variedad de ropa que hoy en día se diseña. Por ejemplo, los vestidos pueden usarse para muy diferentes ocasiones: eventos sofisticados o cócteles; fiestas; bodas, bautizos o comuniones; cenas elegantes… También, una mujer puede ponerse este tipo de prenda solo por el hecho de que le hace sentirse más segura. Como bien ha dicho la mundialmente conocida diseñadora Carolina Herrera en la presentación de su último libro “un vestido da poder”.

Asimismo, cabe destacar también la amplia diversidad de formas y telas que puede tener la ropa hoy en día. Los vestidos de Coco&Lola y otras marcas relacionadas con el mundo de la moda ofrecen una extensa gama de diversos colores para todo tipo de gustos. El color es una de las partes más importantes de cualquier prenda puesto que no todos combinan igual con los diferentes tonos de piel. Es por ello que se hace tan difícil escoger la vestimenta adecuada, ya que puede también depender de la época del año en la que nos encontremos. No tenemos el mismo tono de piel en verano cuando los rayos del sol nos han dejado un bonito moreno color chocolate que en invierno cuando acecha el blanco nuclear.

A pieles más blancas o claras les favorecen más colores fríos como el negro, el gris y azul oscuros, el beige, el plateado o el dorado, ya que los colores pastel les harían palidecer aún más.  Los tonos de piel intermedios se ven beneficiados en su elección a la hora de combinar colores, puesto que muchos de éstos pueden resultarles adecuados. Sin embargo lo más comunes son el azul y el rosa claro, el blanco o el beige ya que le darían una tonalidad más suave. En cuanto a las personas más morenas, entre los colores que han sido tendencia en los últimos meses, destacan los luminosos y chillones como el amarillo, el naranja y el blanco o los pálidos como el rosa o el verde azulado, que resaltan las pieles más oscuras.

Las formas de los vestidos también hacen dudar a las mujeres que están eligiendo. La última moda son los vestidos asimétricos: cortos por delante y más largos en la parte trasera. También se diferencian en el tipo de mangas o escotes. Este tipo de prenda se puede encontrar de tirantes, de mangas amplias, de manga francesa, de manga corta, con volantes… Sin duda lo más variado son los escotes: corazón, barco, busto cruzado, en pico, en V, palabra de honor… En definitiva, cada uno tiene un matiz concreto que hace diferente a cada vestido y que dificulta la elección de las mujeres. Lo que sí resulta casi imprescindible es llevar brasier strapless, muy recomendado por la ausencia de tirantes.

Es indispensable también que los vestidos que se lleven a actos como los antes mencionados se combinen no solo con el tono de piel, sino con los demás accesorios como el bolso o los zapatos, aunque para ello cada gusto es más personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *