Sábado, 27 Mayo, 2017

Vecinos de Tres Barrios piden priorizar actuaciones en absentismo y empleo



image_print

Un sector de vecinos de la zona de Tres Barrios-Amate de Sevilla, cuyo plan integral ya se ha aprobado en Junta de Gobierno Local, pidió hoy a la administración que se prioricen actuaciones en materias de absentismo escolar y empleo, entre otras cuestiones, dado que aún no se ha iniciado ningún tipo de intervención al respecto.

Uno de los portavoces de la plataforma vecina Tres Barrios, Fernando Armas, indicó a Europa Press que, en este sentido, los vecinos tienen pendiente una reunión con el concejal delegado del Distrito Cerro-Amate, Francisco Fernández (PSOE), que seguramente se llevará a cabo esta semana y en la cual se debatirá el nombramiento del director del plan y las actuaciones de cara al ejercicio 2010.

Como máximas prioridades, Armas citó la puesta en marcha de las actuaciones de la comisión de absentismo, con la intervención de la Policía Local, y de un plan de empleo, “ya que a día de hoy los niveles de paro, y más en la situación actual, están muy altos en esta zona”.

El portavoz vecinal, asimismo, reivindicó el inicio de construcción de estructuras “necesarias” para el barrio, tales como el centro de la tercera edad o un centro de servicios sociales en el local del mercado de abastos, “pues aunque la Unidad de Trabajo Social ya tiene una demarcación concreta para Tres Barrios-Amate aún falta personal y no tiene localización concreta”.

Aunque las intervenciones urbanísticas en lo que respecta a vivienda se pueden prolongar en el tiempo, Armas defendió el comienzo de tareas de censo, ya que “al igual que los otros, son trabajos que no exigen mucho presupuesto y podrían empezarse de inmediato”.

El plan pretende convertirse en el documento que inicie la recuperación de esta zona degradada de la capital hispalense que engloba a los barrios de Los Pajaritos, Las Candelarias, Madre de Dios y Amate. Existe el compromiso de que el plan no consista en una actividad de choque, sino que pueda garantizarse la continuidad de las acciones a ejecutar.

Las viviendas se convertirán en lugares de “desarrollo personal y familiar”, y se tendrá en cuenta la regeneración urbanística del entorno o la construcción de un centro cívico, un centro de servicios sociales o un nuevo mercado de abastos. La mejora de las condiciones de habitabilidad, con la erradicación de infraviviendas; la implantación de políticas de seguridad –con la existencia de diseños urbanos que eviten el peligro– o políticas especiales de educación y de juventud, con mejoras en los entornos de los centros educativos o la creación de itinerarios de movilidad seguros para los escolares, son otras de las medidas previstas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *