Lunes, 27 Marzo, 2017

Vecinos confirman una discusión “entre jóvenes” el día del asesinato de ‘El Nata’

Son vecinos de la calle Trevenque de La Zubia, y aseguran que escucharon la palabra "pistola" en dicha discusión

Imagen de archivo de los Juzgados
E.P.


image_print

Los vecinos de la calle Trevenque en La Zubia (Granada) han confirmado este martes que en la madrugada del 12 de mayo de 2014, cuando se produjo el disparo contra Natanael R.H., conocido como ‘El Nata’, que acabó con su vida durante una operación de compra-venta de marihuana se produjo una discusión “entre jóvenes” en la que pudo escucharse la palabra “pistola”.

En la tercera sesión del juicio con jurado que se celebra desde el pasado viernes en la Audiencia Provincial de Granada, una vecina ha declarado que escuchó una trifulca y una detonación, y que alguien gritó la palabra “pistola”. Otro de los vecinos, que ha declarado por videoconferencia, ha confirmado igualmente que escuchó mucho “follón” aquella noche, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Su testimonio se suma así al que ya ofrecieron este lunes dos testigos, que señalaron que los dos acusados del asesinato, José Antonio O.A. y Gorka P.C. llegaron a la casa con un tercero (que no ha sido acusado) para comprar nueve kilos de marihuana, pero no les gustó la sustancia que le ofrecían porque estaba “mojada” (fresca, recién cortada). Por ese motivo, se produjo una fuerte discusión, y en el transcurso de la misma, José Antonio disparó a Natanael en la cara, causándole la muerte.

Los dos procesados, sin embargo, sostienen que la operación se frustró y que, en un momento dado, cuando se iba a entregar el dinero por la droga, tres encapuchados penetraron en el sótano en el que se encontraban, se identificaron como agentes de Policía Judicial, los ataron de manos con unas bridas y sustrajeron tanto la marihuana como los 10.000 euros aproximados de la transacción.

En la sesión de este martes ha declarado también uno de los que supuestamente les acompañaba, de un grupo de cinco, el de mayor edad, quien ha afirmado que desconocía el negocio que allí iba a hacerse. Según las fuentes consultadas, este testigo ha ratificado la versión de los dos principales acusados, y ha señalado que los encapuchados no le maniataron por tener lesionado un hombro.

Asimismo, ha incidido que al día siguiente volvió al lugar en motocicleta para recuperar su vehículo, que había dejado allí y ha explicado que se refugió en la vivienda de Gorka P.C., en Alicante, tras lo sucedido, porque tenía “miedo de todos”, incluso de la Policía.

Por otra parte, también han declarado la pareja sentimental del fallecido, que ha renunciado a la indemnización que pudiera corresponderle, aunque no a la de su hija, de corta edad, y el padre de Natanael, que también ha pedido “justicia” y ha renunciado igualmente a la indemnización.

El juicio continuará este miércoles con el testimonio de los agentes que realizaron la inspección ocular de la vivienda en la que se produjo la operación de compra-venta de droga, y el jueves será el turno de los peritos y los informes de las partes, tanto de las acusaciones como de las defensas. El viernes está previsto que el juicio quede visto para veredicto y que el jurado se encierre para deliberar al respecto.

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, los hechos se remontan a las 2,35 horas del día 12 de mayo de 2014, en la Calle Trevenque, número 27 de la localidad de La Zubia (Granada).

Allí se había desplazado José Antonio O.A., acompañado de otros, donde le esperaba un grupo de personas entre las que se encontraba Natanael R.H., que entonces tenía 32 años, con el objetivo de comprar drogas. Pero, entonces, en la vivienda, donde había una plantación de marihuana, se inició una discusión por el pesaje y la pureza de las sustancias estupefacientes.

Al finalizar la discusión, el principal procesado salió al exterior acompañado de ‘El Nata’. Entonces, el primero exhibió una pistola semiautomática del calibre 7,65 milímetros –que no ha sido encontrada y para la que no tenía licencia–, y disparó contra el rostro de su víctima “con evidente ánimo de acabar con su vida” y “sin darle a éste posibilidad alguna de defensa”, ya que se encontraba desarmado y a escasa distancia.

El proyectil disparado por el acusado penetró en la zona malar izquierda de ‘El Nata’, causándole una herida que terminó por causarle la muerte a las 3,25 horas de ese mismo día. Tras ello, el inculpado emprendió la huida a bordo de un vehículo mientras que otra persona de las presentes trasladó al herido al hospital, donde el personal sanitario no pudo hacer nada por salvar su vida. El fallecido tenía una hija que hoy tiene cinco años con su pareja sentimental, además de otros dos hijos menores con una mujer anterior.

La Fiscalía sólo acusa a uno de los dos procesados, a José Antonio O.A., de 29 años, para el que reclama una condena de 22 años prisión por un posible delito de asesinato y otro de tenencia ilícita de armas, con la agravante de reincidencia. Por su parte, las acusaciones particulares reclaman para él una condena por los mismos delitos de hasta 23 años de prisión, pero piden que se considere coautor del crimen a un segundo, Gorka P.C., que se enfrenta a las mismas penas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *