Lunes, 27 Marzo, 2017

Vaso medio lleno, vaso medio vacío

Foto: LFP
Rubén Cañizares | Opinión


image_print

Si vemos el vaso medio lleno, habrá que poner en trazo grueso y subrayado que el Granada remontara dos goles en contra por primera vez en las 22 temporadas que ha jugado en la élite del fútbol español. Sin duda, no había mejor día y hora que contra Las Palmas. Todo lo que no hubiese sido ganar hubiera significado un descenso virtual del conjunto nazarí. Ahora bien, si vemos el vaso medio vacío es imposible que el conjunto rojiblanco se mantenga en Primera si comete los insultantes errores defensivos que hizo ante el equipo canario, sobre todo en los cuarenta y cinco minutos iniciales. Ni línea del fuero de juego, ni presión al poseedor del balón, ni marca cogida, ni nada de nada. Daban hasta vergüenza ajena ver ciertos movimientos defensivos, tantos colectivos como individuales. Pero se ganó, a base de bemoles, y eso es lo que realmente importa ahora.

Así que con los resultados que se han producido esta jornada, al Granada casi con toda seguridad le van a valer tres puntos más para mantenerse en la categoría. Por ahí también está el vaso medio lleno. Depende de sí mismo, algo muy importante a estas alturas. Pero si miramos el calendario, volvemos al vaso medio vacío. Al equipo andaluz le quedan dos gigantes como Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, y Barcelona, en Los Cármenes, que van a dejar sin dormir a más de uno y de dos aficionados rojiblancos durante estas dos semanas.

Siendo optimistas, a los de Unai Emery se les visitará a 72 horas de dejarse la vida en la Europa League para meterse en una nueva final, con todo el desgaste que ello conlleva. Además, en Liga ya tienen todo el pescado vendido. Así que no hay mejor momento para asaltar Nervión. Siendo pesimistas, el Sevilla es (casi) intocable en casa y, qué decir del duelo contra el Barcelona para bajar el telón de la Liga. Los azulgranas, salvo pinchazo inesperado de Atlético y Real Madrid el próximo fin de semana, vendrán a Los Cármenes con la necesidad de ganar sí o sí para ser campeones de una Liga que ya ‘habían ganado’ en febrero. Vaso medio lleno, vacío… ¡Qué dos jornadas nos quedan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *