Viernes, 28 Julio, 2017

            

Varias disciplinas artísticas confluyen en el XII Ciclo de Música Contemporánea

El Centro José Guerrero acoge en la segunda quincena de noviembre las tres jornadas que completan esta edición, bajo las propuestas “Dos hechos”, “Claros y sueños” y “Feedback”



image_print

El próximo lunes arranca el XII Ciclo de Música Contemporánea en las salas del Centro José Guerrero, con la programación de José Vallejo, y la colaboración de la Asociación de Amigos de la Orquesta Ciudad de Granada. Esta edición se desarrolla en tres jornadas muy diferentes entre sí, que abarcan un juego de improvisaciones en escena, una exploración de percepciones oníricas y un repaso a las técnicas compositivas más radicales de la actualidad.

Ligar música y pintura no resulta una aventura extraña para el Centro Guerrero, de hecho es una experiencia “consolidada y habitual en este espacio”, en palabras de la diputada de Cultura, Fátima Gómez. Y su origen está en la propia percepción del arte de José Guerrero y en su pasión por la música y la poesía; de ahí nace “la programación musical como complemento necesario de la actividad del Centro”, apunta Gómez. Además, “si un museo era el lugar sagrado donde habitan las musas, la interpretación contemporánea de ese origen recupera el concepto de museo como espacio que facilita cultivar el espíritu y la memoria” explica Francisco Baena, director del Centro. Dar cabida a todo tipo de musas y posibilitar el diálogo entre ellas sólo es la consecuencia necesaria de un origen común.

Y esa integración artística es la que propone el XII Ciclo de Música Contemporánea. En este sentido, José Vallejo, programador del Ciclo y miembro fundador de la Asociación de Amigos de la OCG, sostiene que “incluso la arquitectura contemporánea del Centro y su contenido se alían para dar cabida a propuestas musicales también contemporáneas”.

El Ciclo arranca el días 16 de noviembre con “Dos hechos”, una experiencia plástica de Jaime García, que funde dos acciones artísticas concebidas como exploración de modelos creativos en colaboración con otras disciplinas. Así, la actuación propone una presentación conjunta, a modo de díptico vida y muerte, de dos acciones artísticas: La tinta fluye e Ingrávido. Ambas se conciben con la intención de explorar modelos creativos que impliquen la colaboración de poesía, danza y música; para, tensando sus mecanismos generadores, poder llevarlos al terreno de las artes plásticas y desarrollar obras acordes con un tiempo de multipantalla y solapamiento de significados.

El 23 de noviembre es el turno para “Claros y sueños” que sirve de marco para un quinteto, en el que se integran músicos de la OCG, que presenta un repertorio de cámara con obras de compositores europeos. En ese programa se explora el mundo de las percepciones oníricas y la noche e introduce al espectador en un juego de claros y sombras, en el que las referencias evocadoras de la noche constituyen el hilo conductor.

Por último del cierre del ciclo se ocupa el día 30 el ensamble de “Feedback”, una propuesta que ejecuta un trío madrileño formado por saxofón, acordeón y contrabajo. En su planteamiento repasan las técnicas compositivas más radicalmente actuales a partir de un repertorio de autores que abordan la composición desde el prisma del siglo XXI.

Todas las actuaciones se desarrollan los días señalados en el Centro José Guerrero a partir de las 20,30 horas, y la entrada es gratuita hasta completar el aforo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *