Viernes, 20 enero, 2017

“Vamos, Granada” presenta sus representantes en la Junta de Distrito

“Vamos, Granada” ha presentado esta mañana a sus representantes a las Juntas de distrito que serán: Maria Isabel García Casco y Rafael Fuentes para la del Albaicín, Enrique Gallegos y Ana Isabel Rodríguez en Beiro, Maria Ángeles Pérez y Manuel Cabrera en ronda y Leticia Sánchez y Romualdo Benítez en Zona Centro

Vocales para juntas de distrito de Vamos Granada


image_print

Desde “Vamos, Granada” se ha expresado su idea de juntas municipales de distrito que sirvan para dar una respuesta eficaz a los problemas, a las necesidades y a los proyectos de los barrios. Desde el grupo se denuncia que “ Las que tenemos no cumplen este objetivo. Esto hace que la mayoría de la gente no las vea como lugar apetecible para participar y aportar, e incluso desconozca su existencia. Esta desafección se resolverá conforme la gente vea frutos y resultados reales de su participación. Necesitamos superar su funcionamiento como espacios de confrontación o mero buzón de sugerencias o peticiones que resulta más frustrante que las cartas a los reyes magos”, ha declarado la portavoz Marta Gutiérrez.
Desde “Vamos, Granada” se ha aportado una primera evaluación de síntomas, causas y soluciones, para la salud de estos órganos fundamentales para la ciudad.

1. No tienen capacidad real de decisión sobre regulación ni sobre recursos humanos ni de presupuesto.
Se deben trasladar decisiones paulatinamente, empezando por aquellas que afecten directa y únicamente al barrio y se puedan tomar de forma autónoma.
Se deben determinar los recursos disponibles para el barrio – obras, limpieza, etc… – más allá de los 6 o 7.000 € de que se dotan y que deben servir únicamente para su propio funcionamiento.
2. Se produce una distancia de los representantes. La pluralidad no está garantizada para cada barrio, porque se conciben como una tarta global de la que se reparten pedazos. La decisión de quién preside cada junta, y también de los representantes que cada partido tiene en ellas corresponde al alcalde, y el resultado final termina siendo que eligen los partidos mayoritarios, que además no han cedido ni un milímetro de sus preferencias.
Propondremos la reforma del reglamento para avanzar en la elección más directa y más plural de los representantes, que no quede al arbitrio del alcalde.
3. Las posibilidades de participación de la gente están muy limitadas por los espacios, los tiempos y los formatos.
Es necesario que se avance en medidas de conciliación también para garantizar la igualdad de participación en la política municipal: disponer ludotecas.
Hace falta que dispongamos de personal experto en metodologías participativas, para crear dinámicas en que todo el mundo participe y aporte su visión y su voluntad – y no únicamente quienes tienen más costumbre o más valor para hablar en público, por ejemplo – para superar las batallas dialécticas sin salida y poder alcanzar soluciones satisfactorias para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *