Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Vamos Granada exige el cumplimiento del Pacto por la Vega y que se favorezca el empleo en los Comedores Sociales

La formación entiende que el PSOE está perdiendo una oportunidad de rentabilizar social y económicamente este servicio, y que además, está incumpliendo los compromisos adquiridos en las mociones

Pilar Rivas durante una comparecencia | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El pasado 2 de septiembre el PSOE sacó nuevamente la licitación del contrato del servicio de comedores sociales del Ayuntamiento. Un servicio cuya licitación finaliza a finales del mes de octubre y que hasta ahora ha venido prestando la empresa Ibagar. El contrato incluye dos comedores, uno en la Chana en C/ Virgen de la Consolación que está destinado a personas mayores y es de copago (1,74 €) y otro en el distrito norte de la ciudad en la C/ Rodrigo de Triana: un comedor destinado a personas en situación de necesidad social. Pilar Rivas, concejala de Vamos, Granada ha explicado esta mañana en rueda de prensa que el mal funcionamiento y la deficiencias de este servicio han sido denunciadas por los técnicos reiteradamente durante años, sin que el anterior equipo de gobierno diera ningún tipo de solución al respecto. Deficiencias que fueron también denunciadas por el PSOE durante su etapa en la oposición, las denuncias incluían desde comida en mal estado a la falta de variedad en los menús o la imposibilidad de supervisión o coordinación con los técnicos municipales.

La concejala considera que con la finalización del contrato, el Ayuntamiento tiene la oportunidad de reconducir este proyecto de intervención hacia otro de mayor rentabilidad social. Atendiendo al comedor de zona norte por ejemplo y teniendo en cuenta “que el espacio donde se presta el servicio cuenta con cocina propia, perfectamente homologada para cursos de formación y que se encuentra absolutamente infrautilizada, como ya hemos denunciado en anteriores ocasiones; ofreciendo la posibilidad formativa de mejorar la empleabilidad de las personas beneficiarias o de posibilitar el emprendimiento en la zona, como a través de la creación de una cooperativa, o la ampliación de los servicios que pudiera prestar este comedor a los centros escolares circundantes o incluso al propio comedor de la Chana.

Rivas apunta que en lugar de esto, en la licitación promovida ahora por el PSOE se continúa dando forma a un proyecto de atención social asistencialista y generador de dependencia de las personas usuarias, aunque se intentan resolver algunas de las deficiencias detectadas por los técnicos. “Nos encontramos con una licitación que no recoge cláusulas sociales, de empleo, ni clausulas medioambientales inclumpliendo así mociones presentada por ellos mismos y acuerdos.
Vamos, Granada exige que se deben incluir claúsulas sociales como dar prioridad a entidades sin ánimo de lucro, contratación de personas en situación de exclusión social, contratación de personas del entorno, a un porcentaje de personas con discapacidad y claúsulas medioambientales como favorecer empresas con un modelo de funcionamiento sostenible, el uso de envases biodegradables, el uso de productos de proximidad y de comercio local y por supuesto de productos de la vega. “El PSOE entiende por cláusulas sociales únicamente contemplar el impago de los salarios como posible causa de resolución del contrato, algo esencial pero absolutamente insuficiente” .

Pilar Rivas ha hecho especial hincapié en la situación económica del consistorio, “no podemos obviar la imperiosa necesidad del Ayuntamiento de rentabilizar económicamente los escasos medios económicos con los que contamos. El precio del menú en el comedor de zona norte sale a 4,90€, mientras que en otros comedores de gestión directa el menú cuesta 3,90€ con el 80% de lo productos ecológicos y locales. De este modo el ahorro anual supondrían 18.250 euros anuales “hablamos de 73.000 euros a lo largo de los cuatro año de contrato, que darían para mejorar el servicio o incluso para ampliarlo”. De este modo, la gestión directa -que ahorraría dinero al Ayuntamiento y mejoraría la calidad del servicio- es una posibilidad para conseguir maximizar la rentabilidad económica y social de nuestros recursos municipales con bajo coste o coste cero, y el caso de los Comedores Sociales es un ejemplo perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *