Viernes, 24 Marzo, 2017

Vamos, Granada: “Es vital estudiar alternativas para aprovechar las ventajas del LAC”

Vamos, Granada ha reiterado la necesidad de una planificación a medio y largo plazo haciendo una evaluación previa del Plan de Movilidad Urbana sostenible

Foto: Archivo
E.P


image_print

En el observatorio de la movilidad celebrado esta mañana se ha discutido la cuestión de l retorno de algunas líneas por Gran Vía para resolver parte de los problemas de movilidad. Vamos, Granada encuentra que no se pueden echar a perder la gran ventaja que supuso la LAC. “La LAC se diseñó dentro de un sistema integral. Están dejando atrás el gran paso adelante que supuso la LAC, que consistía en liberar el tránsito por el centro de la ciudad, especialmente la Gran Vía. No se están estudiando alternativas como disponer lanzaderas hasta la estación de autobuses o que sólo se prolonguen algunos autobuses de la LAC”, ha asegurado la portavoz, Marta Gutiérrez. “Sí cada cuatro minutos llega un LAC, se pueden alternar los LAC de modo que uno se queda en la Caleta y el siguiente sigue hasta Estación de autobuses; esta medida tendría un coste menor y supondría que habría un autobús a la estación de autobuses cada ocho minutos; incluso se podría barajar que hicieran este servicio autobuses que no fueran LAC”.

El grupo municipal se queja de que estas posibilidades no se estén tomando en cuenta como medidas intermedias hasta que el metro esté en marcha y que está haciendo la valoración de costes encaminada a la opción que se está ofreciendo y no de las diferentes posibilidades. Porque sí algo se está echando en falta es un proceso verdaderamente participativo en el que no se den soluciones cerradas, con toma de decisiones realizadas previamente, como es el caso de introducir ciertas líneas por Gran Vía. “Sí se abriese el proceso, los vecinos, asociaciones y colectivos expondrían las necesidades para que cada uno conociese las necesidades del resto, se estudiarían las distintas alternativas y se evaluarían los costes y las consecuencias que tendría cada alternativa; de este modo se podría tomar una decisión consensuada con todas las consecuencias de una y otra acción”.

Vamos, Granada ha reiterado la necesidad de una planificación a medio y largo plazo haciendo una evaluación previa del Plan de Movilidad Urbana sostenible – trabajo ya realizado que puede ser una base muy buena sobre la que partir -. Por ejemplo, una de las razones que se dan para no prolongar determinadas líneas es que algunas no cuentan con suficientes viajeros. Medidas como una de las del Plan de movilidad urbana sostenible, que consistía en establecer aparcamientos disuasorios en el perímetro de la ciudad para se utilizara desde ahí el transporte público, supondría un gran paso para lograr un transporte público eficiente y sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *