Jueves, 27 Julio, 2017

            

Vamos Granada denuncia que la oficina social de vivienda está al borde del cierre por falta de personal

La entiendad da respuesta a demandas de información, de orientación y de acompañamiento de familias en proceso de desahucio

Foto: Archivo
Gabinete


image_print

La oficina social de la vivienda, que en estos momentos tiene encima de la mesa unos 1040 expedientes de desahucio, se queda sin trabajadores sociales.

La oficina, creada mediante la iniciativa de los propios técnicos, daba respuesta a miles de demandas de información, de orientación y de acompañamiento de familias en proceso de desahucio.

“Los trabajadores que atienden la oficina eran, hasta ahora, un asesor jurídico y dos trabajadoras sociales. Una de las trabajadoras se jubila en mayo y la segunda ha sido reclamada por el área de urbanismo, por lo que en los próximos días podemos ver como se desmantela un servicio que está dando soporte con una información muy valiosa a las familias en proceso de desahucio”, ha explicado Pilar Rivas, concejala del grupo municipal.

El Partido Popular, en su gestión de personal, ha permitido que el peso del servicio recaiga en una sola persona que no pertenecía a la unidad, por lo que podía ser reclamada en cualquier momento, como así ha sido, en este caso por el área de urbanismo.

“En este sentido, el equipo de gobierno debería haber previsto el refuerzo de este servicio, garantizando la estabilidad y la continuidad de los técnicos, como así hemos solicitado en incontables ocasiones, y no veríamos como ahora peligra la prestación de este servicio.”

Además de ello, no consta en la actualidad ningún plan para reponer estas plazas. En la práctica, durante un tiempo indeterminado, que no se prevé corto, el servicio deberá recaer en un solo asesor jurídico y una trabajadora social que venía cubriendo una prejubilación, lo que puede desbordar la actividad de la oficina y que al final haya que cerrarla. No podemos obviar que es precisamente el mismo asesor que lleva todos los expedientes de violencia de genero y de menores de la ciudad.

Por su parte, los Centros de Servicios Sociales, que han usado los servicios de la oficina como apoyo, llevan meses denunciando que la especificidad, gravedad y urgencia de los casos de desahucio no pueden ser abordadas desde los propios centros sin la guía y el asesoramiento jurídico y técnico de la oficina, y que la dotación de personal de ésta no es suficiente por lo que, lejos de desmantelarse, la estrategia adecuada sería reforzarla.

“La respuesta que vienen dando las áreas de Familia y Personal a la falta de recursos humanos en el Ayuntamiento es siempre la misma, traslados de personal de un centro a otro, según la oportunidad política, esto es literalmente desvestir un santo para vestir a otro, una actitud que, más que arreglar los problemas, los distribuye por todas las áreas, llegando crear nuevos problemas donde no existían”, ha concluido Pilar Rivas.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Esto, ya, es crueldad. El reparto del dinero por parte de los populares es uno de los agujeros negros de la democracia. Naturalmente, el Aymto. de Granada participa de la orgía.