Martes, 17 Octubre, 2017

            

Vamos Granada denuncia que el plan de ajuste se basa en “más impuestos para los granadinos”

Este grupo municipal cree que la ciudad "necesita una apuesta valiente que no se encuentra en el plan de ajuste del PSOE"

La concejal de Vamos Granada Marta Gutiérrez | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El grupo municipal de Vamos Granada ha criticado este lunes que el plan de ajuste municipal planteado por el equipo de gobierno local, del PSOE, se basa en” más impuestos para los granadinos y más recortes en servicios públicos”.

En contraposición, Vamos Granada ha indicado en una nota de prensa que la ciudad “necesita una apuesta valiente que no se encuentra en el plan de ajuste del PSOE”, que ha definido como “nada nuevo”.

“El plan de ajuste es la versión a cinco años del plan de saneamiento que presentó el PSOE hace seis meses”, siendo “loable el trabajo de los técnicos para reducir a la mitad el tiempo de absorción del remanente pendiente”.

Sin embargo, por las medidas que contiene, “es un documento que aboca a un Ayuntamiento cada vez más débil e incapaz de prestar con calidad y eficiencia los servicios públicos”, ha indicado la concejal de Vamos Granada Marta Gutiérrez.

Vamos Granada ha sostenido que el plan no contempla ninguna de las medidas de aumento de los ingresos que el grupo municipal aportó en su momento como la puesta en marcha de una tasa turística, o la mejora de las condiciones del contrato de gestión de envases con Ecoembes.

Marta Gutiérrez ha recordado que, con la aplicación de estas medidas, “se evitaría la subida del cuatro por ciento del IBI proyectada por PP y PSOE”.

A este respecto, Vamos Granada ha explicado que “no se pueden pedir esfuerzos extraordinarios a la gente y no aplicarlos en primer lugar en la Plaza del Carmen”, y ha recordado “su propuesta de reducción de los sueldos de concejales y personal directivo”, así como de “eliminación de privilegios” que ha sido “rechazada reiteradamente por los demás grupos”.

En cuanto al ahorro en gastos, Gutiérrez ha criticado que “se fía todo a una bajada del precio de adjudicación de los contratos públicos y a la amortización de plazas de empleados públicos, lo que supone mantener el modelo fracasado de externalización de los servicios implantado por el PP”.

“La recuperación de la gestión directa de los servicios puede suponer un ahorro de un 20 por ciento, pudiendo así reducir gastos”, o “mejorar las condiciones laborales de los trabajadores”, ha agregado la edil, que ha subrayado que, sin embargo, se impone un “techo de gasto” de 96 millones en el capítulo de bienes y servicios, pero “no se detallan las medidas con las que se alcanzará”, lo cual implicará “recortes importantes para el presupuesto de 2018 que sin embargo todavía no se han detallado en el plan”.

Asimismo, la formación indica que confía en una progresiva reducción de la subvención al transporte urbano sin que desde el área de Movilidad “se hayan planteado medidas que garanticen esta reducción, más allá de la reciente subida del billete de autobús que puede ser incluso contraproducente, por desincentivar el uso del transporte público”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *