Martes, 16 de Octubre de 2018

            

‘Vamos, Granada’ denuncia ante la Fiscalía al alcalde por presunta prevaricación

El grupo lo ha denunciado por no "haber reconocido" la expulsión de los ediles Pilar Rivas y Luis de Haro-Rossi, que este partido ha considerado "tránsfugas"

Imagen de archivo de Marta Gutiérrez conversando con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca |
EP


image_print

La concejal de ‘Vamos, Granada’ en el Ayuntamiento de Granada, Marta Gutiérrez, ha formalizado este jueves una denuncia ante la Fiscalía contra el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca (PSOE), por presuntos delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos por “no haber reconocido” la expulsión de dos ediles que este partido ha considerado “tránsfugas” y tampoco su paso a concejales no adscritos después de que así lo decidiera la formación.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se expone que Cuenca “ha mantenido a ambos concejales en su adscripción al Grupo Municipal de Vamos Granada de manera ilegal y en contra de la voluntad de la representante legítima del mismo, Marta Gutiérrez, y en contra también de la voluntad manifestada del partido Vamos Granada”, todo ello cuando ambos “han sido correctamente expulsados y consta fehacientemente toda la documentación pertinente en el Ayuntamiento de Granada”.

Se trata de los ediles Pilar Rivas y Luis de Haro-Rossi, a los que Vamos Granada decidió expulsar después de que el pasado 24 de julio presentaran por su cuenta un escrito en el Ayuntamiento de Granada en el que destituían a Marta Gutiérrez de la portavocía del grupo, que quedó integrado por estos tres concejales tras las pasadas elecciones municipales.

En ese momento ambos ediles decidieron a espaldas del partido nombrar como portavoz a Pilar Rivas, lo que abrió una crisis en el seno de la formación que hace unos días llegó al Consejo Consultivo de Andalucía, al que el Ayuntamiento ha pedido un pronunciamiento tras dejar sobre la mesa, en el pleno de noviembre, el punto del orden del día en el que se debía de tomar conocimiento de la situación de Rivas, que iba a pasar a ser concejal no adscrita tras la expulsión.

Ahora el asunto ha llegado también a la Justicia a través de esta denuncia en la que se solicita a la Fiscalía que investigue los hechos por si pudieran ser constitutivos de delito.

En el documento se expone que Rivas, en su cargo como actual portavoz, está perjudicando con sus decisiones los intereses de Vamos Granada, a lo que se suma que ha bloqueado “la asignación económica que venía recibiendo” el grupo, lo que el Ayuntamiento ha hecho efectivo, según afirman, en dos transferencias que supondrían el equivalente a seis meses de asignación y una cuantía total aproximada de 20.000 euros.

En el escrito se acusa al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, de haberse “resistido activamente, junto con el secretario del Ayuntamiento, a adaptar la vida corporativa, incluyendo la conformación del Pleno, las nueve Comisiones Delegadas e Informativas y el resto de órganos municipales, así como las contrataciones y asignaciones económicas a la realidad existente de que Pilar Rivas Navarro y Luis de Haro-Rossi Giménez son concejales tránsfugas y no adscritos”.

Así, afirma que “Cuenca ha mantenido a ambos concejales en su adscripción al Grupo Municipal de Vamos Granada de manera ilegal y en contra de la voluntad de la representante legítima del mismo, Marta Gutiérrez, y en contra también de la voluntad manifestada del partido Vamos Granada”, todo ello cuando ambos “han sido correctamente expulsados y consta fehacientemente toda la documentación pertinente en el Ayuntamiento de Granada”.

“Cuando finalmente el secretario del Ayuntamiento informa de que ha de darse cuenta a la corporación de la situación de concejal no adscrita de Pilar Rivas, y pese a incluir Cuenca en un primer momento la toma de conocimiento de su expulsión en el orden del día del Pleno ordinario de noviembre, el alcalde se aparta sorpresivamente de su propia propuesta y niega la toma de conocimiento de la realidad constituida – y el despliegue de los efectos oportunos – al Pleno del Ayuntamiento de Granada y al conjunto de sus corporativos”.

Ello, afirman, “pese a contar con el asesoramiento técnico del secretario municipal, que emitió un informe favorable a la expulsión, y en clara vulneración de toda la normativa que regula las sesiones plenarias del Ayuntamiento”.

Fue en ese momento cuando Cuenca manifestó su intención de solicitar el pronunciamiento del Consultivo, un trámite que Vamos Granada considera “indebido y extemporáneo, que no está contemplado en la normativa municipal para estos supuestos” y con el que a su juicio trata de “dilatar más aún la constatación de una realidad ya manifestada y que debió surtir efectos inmediatos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.