Miércoles, 26 Julio, 2017

            

‘Vamos, Granada’ alerta acerca de la conservación de la Vega granadina

"La sociedad granadina demanda cada vez con más fuerza una solución sostenible e integral de movilidad basada en un sistema de transporte público eficiente, frente a los atascos e imposibilidad de aparcamiento que suponen una gran pérdida de tiempo, espacio y calidad de vida".

Presentación de Pacto por la Vega | Foto: archivo


image_print

El Ayuntamiento llevará a cabo los cambios normativos necesarios para proteger los suelos agrarios de la Vega frente a cualquier uso no compatible con la actividad agraria, e iniciará los procesos de recuperación de los espacios degradados de la Vega, facilitando el uso social agrario de aquellos que sean de su titularidad.

Así reza el primer artículo del Pacto por la Vega en Granada. El compromiso firmado por el Ayuntamiento en el pacto de la Vega consiste pues, en la recuperación del uso agrario productivo de los suelos de la Vega a través de proyectos sociales en suelos de titularidad pública.

Las declaraciones de la Concejal Isabel Nieto respecto a los suelos quemados en el Cortijo Alarcón pone en peligro esta intención. En declaraciones publicadas ayer la concejal afirmaba que este uso agrario será temporal y que el destino definitivo de estas tierras será la ampliación del PTS.

“Vamos, Granada” entiende que la protección y recuperación del uso agrario debe ser permanente, a corto, medio y largo plazo, y que así se refleja desde el primero hasta el último de los puntos firmados en el Pacto. Además, y también en cumplimiento del pacto por el verdadero desarrollo de Granada, el Ayuntamiento ha de tomar la iniciativa para recuperar y mantener el valioso patrimonio inmueble y paisajístico de la Vega más próxima, para evitar que se destruya totalmente como ha pasado con el cortijo Alarcón.

En cuanto a la valoración que también ayer hacía Sebastián Pérez sobre la segunda circunvalación, desde Vamos Granada se entiende que “la demanda histórica de los granadinos es la mejora de la comunicación metropolitana. La población del área metropolitana ha constatado en estos años que las rondas son soluciones insuficientes ya que se saturan en plazos cada vez más cortos. La sociedad granadina demanda cada vez con más fuerza una solución sostenible e integral de movilidad basada en un sistema de transporte público eficiente, frente a los atascos e imposibilidad de aparcamiento que suponen una gran pérdida de tiempo, espacio y calidad de vida.  El problema es cuándo no se ha realizado una política de movilidad integral en una ciudad y se tiende a seguir construyendo en vez de arreglar y mejorar de lo que se dispone.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *