Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Vamos Granada afirma que la nueva tasa del agua supondrá un ahorro del 25% en la factura

La respuesta momentánea del Ayuntamiento ha sido preguntar a los servicios jurídicos de Emasagra, tal y como destaca Marta Gutiérrez

Rosa Félix, Alberto Matarán y Marta Gutiérrez exponen la petición de la tasa del agua | Foto: Sarai Bausán García
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

La petición de Vamos Granada para que el servicio del agua se convierta en una tasa municipal en vez de en una tarifa privada se hará patente en una moción presentada en el pleno que se celebrará en el Ayuntamiento de la capital el próximo 31 de marzo.

La iniciativa que llevará a cabo el partido municipal se basará en la sentencia de 23 de noviembre de 2015. Mediante la citada sentencia se obliga al Ayuntamiento a, entre otras cosas, modificar el sistema de aprobación de precios del agua y la calificación jurídica de las mismas, convirtiendo las tarifas en tasas.

“Se trata de apoyarnos en esa sentencia que dice que el hecho de que el agua sea un bien básico no es una mera palabra, tiene consecuencias directas”, ha destacado Marta Gutiérrez, portavoz de Vamos Granada. Según ha señalado la organización, la sentencia hace que lo que se cobra por el agua sea mediante tasa y no con un precio privado, independientemente de que la gestión esté o no externalizada, como es el caso de Granada, donde los servicios los lleva a cabo Aquaguest, socio privado de Emasagra.

Este cambio que promueve Vamos Granada traerá consigo una reducción de las facturas de los ciudadanos granadinos de un 25%, según ha recalcado Marta Gutiérrez. Este descenso de gasto se debe, tal y como ha señalado, a que se elimina el 13% de facturación que va directamente para la empresa privada de aguas.

Además del beneficio económico, el cumplimiento de esta sentencia tendría dos consecuencias principales, tal y como ha afirmado Gutiérrez: “Se recupera el control económico al tener que decidir el importe de lo que se paga por el agua en el pleno y se realizará un reglamento para que no haya corte de suministro por impago”.

El Ayuntamiento de Granada, por su parte, ha indicado sobre el asunto que está a la espera de recibir respuesta por parte de los servicios jurídicos de Emasagra, según ha explicado Marta Gutiérrez. “Esto no se puede hacer porque es preguntarle directamente a la empresa privada que está obteniendo los beneficios”, ha recalcado la portavoz.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El agua es un bien escaso y de consumo general, el ámbito ideal para cualquier tipo de pufo. No se puede abandonar un servicio necesario y de riesgo y dejarlo en manos privadas. Es escandaloso, faltaría más.