Viernes, 21 Julio, 2017

            

¿Usas emoticonos cuando escribes?: la ciencia nos da 7 razones para hacerlo

Usar emoticonos podría hacerte más feliz

Foto: E.P


image_print

¿Te acuerdas de la primera vez que viste un emoticono? ¿De la primera vez que lo usaste o de la primera vez que lo recibiste? ¿Los usas muy a menudo cuando escribes mensajes de WhatsApp, por ejemplo? La ciencia nos da 7 razones para usarlos en nuestra escritura.

El primer uso documentado de esta combinación de símbolos “:-)” se remonta a 1982, cuando Scott Fahlman propuso que se utilizara como un “marcador de broma” en un tablero de mensajes para los informáticos de la Universidad Carnegie Mellon. Su mensaje decía: “Propongo la siguiente secuencia de caracteres para los marcadores de broma: ‘:-)’. Léase de izquierda a derecha”.

Hoy en día, ya no necesitamos que nos expliquen el significado de los emoticonos que utilizamos. Este lenguaje ya forma parte de nosotros y lo utilizamos casi a diario en nuestros mensajes. Los medios de comunicación social como Facebook, WhatsApp o Twitter han contribuido mucho a su uso hasta tal punto que mucha gente a día de hoy no forma una frase sin su emoticono preferido o incluso los hay que han sustituido las palabras por estos “muñecos”.

Ahora sabemos que la propia ciencia recomienda su uso para parecer más amigables o para crecer en popularidad en redes sociales. Aquí están las 7 razones científicas por las que deberíamos usar emoticonos en nuestra escritura diaria:
1. Te hacen más populares en las redes sociales

Un análisis de más de 31 millones de tuits y medio millón de mensajes de Facebook descubrió que el uso de emoticonos positivos pueden hacer que crezca la popularidad de los usuarios que los utilizan.

“Existe una fuerte relación entre el uso del emoticono y el poder social. Usuarios potentes en redes sociales tienden a utilizar emoticonos con frecuencia”, concluyó el estudio.

2. El rostro humano reacciona a ellos de forma real

Científicos han descubierto que cuando nos fijamos en una cara sonriente que nos han enviado a través de un mensaje ciertas partes del cerebro se activan de igual forma que cuando miramos un rostro humano real.

“Los emoticonos son una nueva forma de lenguaje”, dijo el investigador de la escuela de psicología de la Universidad de Flinders en Adelaida, Dr. Owen Iglesias, a ABC Ciencia.

“La mayoría de nosotros prestamos más atención a los rostros que a otras cosas”, dice Iglesias, quien ha estado estudiando la neurociencia de la percepción de la cara durante años. “Sabemos experimentalmente que las personas responden de manera diferente a las caras que lo hacen a otras categorías de objetos”.

3. Son correctos incluso en los entornos de negocio

A priori el uso de emoticonos puede parecer propio de un lenguaje más coloquial o común fuera de los entornos de negocios. Pueden parecer inapropiados para la comunicación en un lugar de trabajo. Si bien puede ser cierto en algunos sectores, estos caracteres se utilizan cada vez más en mensajes de correo electrónico de trabajo.

Investigadores han descubierto que los emoticonos provocan una reacción positiva en el receptor y que la credibilidad del remitente no se ve afectada por los emoticonos.

4. Suavizan los mensajes críticos

Cuando te toca el mal trago de tener que mandar un mensaje menos amable de lo habitual a alguien los emoticonos te pueden ayudar a no parecer tan duro.

Los resultados de otro estudio sugieren que “el uso de emoticonos disminuye la percepción de negatividad en la retroalimentación”.

5. Te hacen parecer más amable y competente

Si añades un emoticono a tu mensaje puedes resultar incluso más amable y accesible, asegura otro estudio, que también observó un beneficio colateral: podrían ayudarte a recordar lo que has leído más fácilmente.

6. Crean un lugar de trabajo más feliz

Los emoticonos reducen el efecto negativo en los mensajes de correo electrónico. El mismo mensaje con o sin emoticono se recibe de diferente manera por el receptor. Los emoticonos podrían servirle a los empleados para ver su lugar de trabajo como un lugar más feliz.

7. Tienen correlación con la felicidad en la vida real

Usar emoticonos podría hacerte más feliz. Según un estudio de 2008, los usuarios que utilizan emoticonos experimentan un “efecto positivo en el disfrute, la interacción personal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *