Lunes, 16 enero, 2017

UPyD propone ir más allá de la “cínica” reforma electoral del PP

Mayte Olalla presentará una moción en el próximo pleno en la que exige un reparto más proporcional con el que se consiga que cada voto valga lo mismo

Mayte Olalla


image_print

UPyD va a responder a la propuesta del PP de elección directa de los alcaldes con otra de más calado: cambiar la Ley Electoral a nivel nacional para lograr así una mayor proporcionalidad y acabar con las desigualdades que ahora existen. Formulará esa petición a través de mociones en todos los ayuntamientos en los que tiene representación. En Granada, esa moción se presentará en el pleno de finales de septiembre.

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en Granada, entiende que esa respuesta es la única que les queda ante la “sucia jugada” del PP, que ahora presume de querer regenerar la vida democrática pero lo hace de forma “cínica” y con una reforma parcial con la que “sólo busca perpetuarse en el poder ahora que ve que está en caída libre”.

A juicio de Olalla, si verdaderamente se pretende esa regeneración hay que empezar por cambiar la ley electoral, porque la actual “castiga a los partidos medianos de ámbito nacional frente a los regionales y nacionalistas”. Eso provoca, por ejemplo, que IU “reciba la mitad de escaños que le corresponderían por la cantidad de votos, que nosotros logremos una tercera parte y que formaciones como Equo se queden sin representación habiendo sacado más votos que partidos regionales que obtienen dos diputados”, explica.

Para UPyD, hay que cambiar la situación de raíz, empezando por la ley nacional y continuando por las comunidades autónomas y los municipios. “Esa sería la regeneración que exigimos desde nuestra creación, hace ya de esto siete años. Pero el PP no quiere eso, sino aprobar una medida populista que ni siquiera concreta y que quiere que los demás aceptemos a ciegas”, agrega la edil. Mayte Olalla prevé que en las próximas elecciones municipales se producirá una fragmentación del voto y que eso puede llevar a que el partido más votado apenas supere el 20% de los sufragios. De mantenerse el actual sistema electoral, entiende que lo mejor no sería necesariamente que el alcalde fuera el de la formación más respaldada en las urnas, sino llegar a “pactos y consensos basados en los programas, que es lo que nosotros venimos proponiendo desde hace tiempo”.

Además, UPyD entiende que la elección directa debería llegar, en todo caso, después de una segunda vuelta electoral, de unos segundos comicios a los que sólo concurrirían los dos partidos más votados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *