Martes, 17 Octubre, 2017

            

UPyD propone aumentar en 7,2 millones el presupuesto para partidas de bienestar social, igualdad y empleo

Mayte Olalla lamenta que el equipo de gobierno rechace mañana sus 141 alegaciones, que son “lógicas y responsables” y que probablemente “ni se haya leído”

Mayte Olalla
Mayte Olalla | Foto: Gabinete


image_print

El grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada presentará en el pleno extraordinario de mañana 141 alegaciones al presupuesto de este ejercicio, con las que, según sus estimaciones, el Consistorio podría aumentar su gasto en 14,9 millones de euros y aun así tener un ligero superávit, ya que se eliminarían casi 19 millones de gastos que considera “recortables”.
Lo más significativo es que prácticamente la mitad del gasto extra que propone UPyD, 7,2 milones, se destinaría a partidas relacionadas con bienestar social, igualdad y empleo. La concejal y portavoz del grupo municipal, Mayte Olalla, lo ha justificado en su intención de “mantener un estado de bienestar que el PP está desmantelando” y en la necesidad de apoyar a numerosos colectivos “que ni siquiera tienen la seguridad de poder comer”.
En ese sentido, Olalla ha criticado que, mientras el PP habla del fin de la crisis, siguen produciéndose desahucios, el empleo que se crea es cada vez más precario y muchas familias “corren el riesgo de morir de frío”.
Algunas de las partidas más significativas ya existen, como la de comedores sociales, que UPyD propone incrementar el doble de lo presupuestado por el equipo de gobierno. Otras serían nuevas, como los 500.000 euros que irían a becas escolares de comedor “porque sabemos que hay niños que están pasando hambre” o la creación de un plan de empleo específico para jóvenes, dotado con 1,5 millones, y otro genérico, con un presupuesto de 3,5.
UPyD también apuesta por la mediación comunitaria, que a su juicio evita conflictos, mejora la situación de la ciudadanía, elimina costes y sólo significaría un gasto anual de 300.000 euros. La misma cantidad iría para paliar la pobreza energética y una cantidad similar serviría para ayudar a personas desahuciadas o en riesgo de estarlo. A eso se le sumarían otros 200.000 euros para programas de apoyo y mediación para adolescentes con problemas y otros 200.000 para intervención directa en cooperación.
Asimismo, UPyD quiere recuperar dos partidas que se han perdido: los 18.000 euros que cuesta la ayuda al transporte para personas con movilidad reducida y los 500.000 del programa de teleasistencia “que volvemos a reclamar”.
En cuanto a políticas de igualdad, las partidas suman 118.000 euros y buscan volver “a la situación que teníamos en el año 2011”, antes de los recortes.
Hablando de recortes, Mayte Olalla entiende que para costear todas las medidas mencionadas y algunas más, se podría detraer dinero del capítulo de personal. “Hay muchas partidas irreales en las que, al final, se gasta menos de la mitad de lo presupuestado”, protesta la concejal, que por ejemplo ve “desmesurado” el gasto en material de oficina. “Y luego nosotros pedimos bolis y nos los niegan alegando que hay recortes”, ironiza.
Para la portavoz de UPyD, sus peticiones son “responsables” y no desequilibrarían el presupuesto municipal, que de hecho quedaría con un ligero superávit. “No hemos pedido la luna; hemos hecho unas alegaciones lógicas y responsables, aunque no nos sorprenderá nada que nos las rechacen. Probablemente el equipo de gobierno ni se las habrá leído, es así de triste”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *