Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

UPyD llevará a pleno la situación de los vecinos de Santa Adela

La edil de la formación en el Ayuntamiento, Mayte Olalla, se hace eco de la situación que viven los residentes del barrio aunque confiesa “no esperar mucho del Ayuntamiento”.

Jaime Martín | @jmartinreporter


image_print

Es la segunda vez que UPyD intentará obtener respuesta del Ayuntamiento de Granada en el caso de los vecinos del barrio de Santa Adela, según ha explicado esta mañana Mayte Molina. “La primera vez la pregunta no se contestó en el pleno”, así que ahora la edil magenta ha decidido hacer su petición por escrito. En concreto, Olalla preguntará “cuándo se convocará la reunión con los vecinos de Santa Adela”.

EL PROBLEMA CON SANTA ADELA

En el corazón del Zaidín se encuentra el barrio de Santa Adela, que con su característica fisonomía, no pasa desapercibido al resto de habitantes de la zona. Los inmuebles de este particular barrio se cuentan entre los más antiguos de la zona y precisamente por eso, sus vecinos tienen un grave problema a la hora de pasar las Inspecciones Técnicas de Edificios, una revisión obligatoria para los inmuebles de más de 50 años. En el caso de Santa Adela, esta inspección supondrá la remodelación total del barrio, dado el mal estado de las viviendas. Sin embargo, los residentes no pueden afrontar el importante desembolso económico que supone esa remodelación o reconstrucción que requieren los bloques en los que viven.

Ese es el conflicto, en el que llevan enfrascados meses y en el que incluso el Defensor del Pueblo Andaluz parece tomar cartas, al aceptar a trámite la denuncia de los vecinos por la paralización de un plan de reforma que pretendía reconstruir sus viviendas.

LA SOLUCIÓN

Para UPyD la solución pasa por una reunión entre Ayuntamiento y vecinos, una reunión que, según han denunciado también otros grupos de la oposición, no termina de llegar.

“No pueden decir que no hay dinero para esto cuando se gasta en otras cosas no necesarias”, ha explicado Mayte Olalla, quien ha enfatizado que el gasto social debe ser prioritario en el Ayuntamiento de Granada y que se puede recortar en otras partidas, como en la vigilancia privada de edificios, “que cuesta un millón de euros al año”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *