Miércoles, 18 enero, 2017

UPyD insta al Ayuntamiento a elaborar un nuevo mapa de ruidos en lugar de recuperar uno que está “desfasado”

Mayte Olalla recalca que "la situación actual es diferente a la de 2008 e invita al PP a hacer un nuevo documento contando con el apoyo de vecinos y agentes sociales"



image_print

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, ha conminado al Ayuntamiento a que elabore un nuevo mapa de ruidos de la ciudad puesto que las circunstancias, ahora, son diferentes a las que había en 2008, año en el que se presentó el anterior.

Ante el anuncio del concejal de Medio Ambiente, Juan Antonio Mérida, de que el Ayuntamiento acata la sentencia del TSJA que echa atrás aquel mapa por defectos de forma y se compromete a volverlo a poner en exposición pública, Mayte Olalla contesta que tendría más sentido hacer uno nuevo.

La concejal enfatiza que lo que hay es “un documento que se ha quedado antiguo, está desfasado” y pone como ejemplo de los cambios habidos desde entonces un muy reciente informe de la Universidad de Granada que asegura que, en los tres últimos meses, el ruido en la Gran Vía se ha reducido en 1,5 decibelios. “Eso demuestra que las circunstancias cambian”, alega.

Precisamente, el Ayuntamiento atribuye este descenso de los ruidos en la arteria principal del centro a la entrada en funcionamiento de la Línea de Alta Capacidad, un dato que da pie a que la concejal de UPyD ironice diciendo que si el PP no arregla los numerosos defectos que tiene su Plan de Movilidad Urbana, “los cabreados ciudadanos van a gritar tanto, que volverá a aumentar el nivel de decibelios”.

Además, Mayte Olalla ha recomendado al equipo de gobierno del PP que haga ese nuevo mapa de ruidos “de forma participada y contando con todos, no a golpe de maza, como suele hacer, y sin preguntar a las asociaciones de vecinos y los demás agentes sociales”.

Olalla también ha criticado a Juan Antonio Mérida por congratularse de que Granada esté ahora por debajo de la media nacional en contaminación acústica, un problema que en España sufre el 27,7% de los ciudadanos y que aquí padece el 26,3%

“Me parece que destacar ese dato es un poco irresponsable. Siempre hay que aspirar a dar la mejor calidad de vida y contentarse con estar por debajo de la media no basta; aquí podría aplicarse lo de mal de mucho, consuelo de tontos”, añade.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vamos a ver…intentaré explicar esto de forma fácil. UPyD, como IU, demuestran no tener las cosas muy claras en temas de ruido y eso no es bueno, ni para la ciudadanía (que se confunde) ni para el Gobierno Local (que no tiene una oposición política efectiva en este terreno). Primer punto importante: el Ayuntamiento de Granada NO pretende recuperar el mapa de ruidos de 2008. Ese mapa necesita ser realizado de nuevo NO porque lo diga una sentencia ni porque lo reclame UPyD o IU. Hay que hacerlo de nuevo porque así lo dicta la normativa acústica vigente en Andalucía, en España y en Europa. Pero ocurre una circunstancia en Granada que aconseja esperar: las obras del Metropolitano. Desde el Ministerio (MAGRAMA), desde la Junta de Andalucía y desde la más elemental lógica, se aconseja no realizar ese trabajo (muy costoso y laborioso) hasta que la situación acústica de la ciudad, de Granada en este caso pero también de cualquier otra en situación semejante, no sea acústicamente estable. Razón: si se hiciera, habría que repetirlo nada más terminar las obras, porque esa normativa también indica que además de por una razón de tiempo (cada 5 años) los mapas hay que repetirlos cuando la situación de la ciudad cambie significativamente desde el último mapa realizado. Segundo punto importante: la sentencia referida hay que cumplirla sí o sí. No es recurrible y por eso se cumple. ¿Aporta algo nuevo? NO. ¿Sirve para algo? técnicamente para nada. La sentencia dice que hay que volver a exponer al público el mapa, y el Ayuntamiento lo hace. Punto. Es un tema de exposición al público del mapa. Sin embargo, la ciudadanía ha tenido el mapa siempre a su disposición, incluso por partida doble: cuando se terminó el mapa y cuando se expuso al público el Plan de Acción contra el Ruido (denominado LORCA)…pero NADIE dijo nada entonces. No creo que ahora diga algo y, en todo caso, las posibles alegaciones NO servirán para nada porque el mapa de 2008 es “agua pasada”. El estudio hay que realizarlo de nuevo por normativa, como he dicho antes. Tercer punto importante: los estudios acústicos los hacen los técnicos (mapa de ruidos y planes de acción). La ciudadanía tiene la oportunidad (diría que la obligación, al menos moral) de participar aportando sugerencias y alegaciones en el momento de su exposición pública y también cuando se realizan consultas al efecto (que también se han hecho en Granada, como la encuesta sobre molestia realizada por la Agenda 21 Local). Pero la ciudadanía normalmente no participa…salvo que tenga un problema muy concreto en el tema, es decir, salvo que le afecte directamente alguna cuestión (de ruidos en este caso). Por lo tanto, la “reclamación” de UPyD está vacía de contenido porque el Ayuntamiento quiere hacer de nuevo el mapa, sólo espera a poder hacerlo, y porque a la ciudadanía se le pide siempre que participe (es su derecho) pero pocas veces (casi nunca) lo hace. Algo bueno puede tener este titular de prensa: que la ciudadanía y agentes sociales conozcan que pueden/deben participar y, cuando llegue el momento, lo hagan.