Domingo, 28 Mayo, 2017

UPyD exige al PP explicaciones sobre el “hostigamiento policial” en las reuniones de barrio

Mayte Olalla afirma que "si Vicente Aguilera se empecina en guardar silencio, quizás debería pronunciarse Telesfora Ruiz como responsable de Seguridad"

Foto: archivo


image_print

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en Granada, ha insistido en que “el responsable de Participación Ciudadana, Vicente Aguilera, o en su defecto la delegada de Seguridad Ciudadana, Telesfora Ruiz, deberían explicar por qué hubo agentes de la Policía Local vigilando las reuniones que celebró la semana pasada con vecinos de cuatro distritos de la capital.

Hasta ahora, resalta, la única réplica ha sido de Aguilera, pero éste no ha entrado a valorar siquiera lo que UPyD denunció el lunes en rueda de prensa. Se ha limitado a reiterar que no cede los centros cívicos por entender que se quiere hacer un uso electoralista de los mismos, cosa que Mayte Olalla no comparte en absoluto, y a quejarse de que pidiera las salas municipales justo ahora y no antes.

“O sea, que como no las pedimos antes, ahora nos castiga y no nos las cede. Es un argumento absurdo”, dice Mayte Olalla sobre esas declaraciones del concejal, que entiende que Aguilera no debe valorar cuándo se hace una petición sino para qué. Fue, insiste, para reunirse y hablar con los granadinos, una actividad que el Ayuntamiento, al parecer, no considera pacífica. “Debemos ser muy peligrosos porque nos mandaron a policías del Grupo de Atención Preventiva para ver qué hacíamos, cuando esos agentes deberían haber ocupado su tiempo en velar por la seguridad. La Policía no está para ser la guardia pretoriana de ningún partido ni para intimidar a nadie. Se ha gastado dinero público en esa absurda tarea”, razona.

Además, Olalla ha dejado claro que es “falso” que no hubiera salas disponibles en los centros cívicos. De hecho, hace hincapié en que algunos estaban prácticamente vacíos. “Hubo una tarde en que no vimos entrar a nadie”, subraya, para añadir que, pese a todo, UPyD pidió su uso con la suficiente antelación “para no interferir en ninguna actividad”.

También negó que, como dice el responsable de Participación, UPyD no haya solicitado nunca antes los centros cívicos. “Lo hemos hecho para celebrar actos de partido y hemos pagado por ello, como es lógico”, asevera Olalla, que entiende que estas reuniones con los vecinos son diferentes y deberían haberse autorizado porque “no contradice a los reglamentos el que un partido pueda hablar con la ciudadanía”.

La edil se queja también de la respuesta que Vicente Aguilera ha dado a la pregunta escrita que UPyD formuló para el pleno de este viernes, en la que volvió a reclamar el uso de los centros cívicos para la nueva ronda de reuniones, que comienza el lunes 6 de octubre. El concejal sólo contesta que los centros cívicos están “al servicio de la demanda de espacio que de ellos hacen los vecinos” y se remite al escrito que envió la Concejalía a principios de mes, en el que se negaban las salas.

Mayte Olalla quiere creer que todo esto no es más que “un error, un empecinamiento y un malentendido absurdo” y precisamente por eso volvió a recurrir a la vía oficial para lograr la cesión de las salas públicas para cuatro días de octubre. Pero a la vista de que Aguilera no aporta nuevos argumentos, sobre todo respecto a la presencia policial en actos programados por UPyD, afirma que a lo mejor debería pronunciarse al respecto la delegada de Seguridad, Telesfora Ruiz.

Al tiempo, recuerda la intención de su partido de solicitar un informe jurídico a la Secretaría del Ayuntamiento para que aclare la situación, “porque esto es un sinsentido que debe parar ya”, y que se reserva su derecho a emprender acciones judiciales por entender que se ha podido conculcar el derecho de los ciudadanos a participar en actividades públicas. Asimismo, considera que ha sufrido acoso policial y discriminación respecto a otras formaciones políticas que sí pudieron acceder a los centros cívicos sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *