Lunes, 24 Julio, 2017

            

UPyD denuncia trato “vejatorio” a una militante en la Junta Municipal de Distrito del Centro

Con gritos y malas formas le impidieron exponer una campaña de participación ciudadana del partido alegando que no tenía representación oficial en ese foro



image_print

El grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada ha denunciado el trato “vejatorio” sufrido por una militante durante la última Junta Municipal de Distrito del Centro, en la que no pudo intervenir en el apartado de ruegos y preguntas. Se lo impidieron con el argumento de que estaba hablando en nombre del partido, que no tiene representación oficial en ese órgano.

Nuria Martínez, afiliada de la formación, ha explicado que viene acudiendo con regularidad a ese tipo de reuniones y que, en las dos últimas, los vocales (tres del PP y dos del PSOE) no han estado de acuerdo con el simple hecho de que hablase desde los sillones reservados al público como representante de UPyD.

“Me han afeado mi presencia en dos ocasiones, me han dicho que no tengo derecho a participar y me han invitado a leerme el Reglamento de Participación Ciudadana, pero lo que ahí veo es que en cada uno de los ocho distritos, cuando se celebra pleno, pueden estar representados todos los partidos. No viene en ningún sitio que se nos pueda negar que intervengamos”, protesta.

La situación, añade, fue especialmente complicada en la reunión del pasado jueves, en la que Nuria Martínez intentó exponer a los asistentes la campaña de fomento de la participación ciudadana que UPyD está manteniendo con vecinos de los ocho distritos de la capital.

Relata que, cuando lo intentó, un componente de la Junta Municipal llegó a levantarse de su asiento y se dirigió a donde ella estaba “dando voces, diciéndome que no tenía derecho a hablar, que era la segunda vez que me llamaba al orden y avisándome de que, a la siguiente, me impediría entrar en las reuniones. Todo eso, con muy malas formas y muy mala educación. Una situación muy tensa”, resume.

La militante agrega que ese tipo de comportamientos no le asustan y anuncia que acudirá al próximo pleno de la junta municipal, pese a que corre el riesgo de que la expulsen, porque “la participación ciudadana no consiste en silenciar a los que tienen una voz distinta”.

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal, destaca a su vez que el PP “no cree en la participación ciudadana” y por eso se alarma cuando alguien quiere “aportar”. Eso mismo es, a su juicio, lo que ha llevado a los populares a impedir que UPyD utilice las salas de los centros cívicos para celebrar reuniones informativas con los vecinos de los ocho distritos de la capital.

Según la concejal, es un intento de coartar la libertad de expresión que no se puede justificar con el argumento de que UPyD es un partido político. En ese sentido, recuerda que tanto IU como PSOE han usado sin problemas esas salas.

“Entendemos que las nieguen si estamos en campaña electoral, pero no es el caso”, continúa la edil, que entiende que los ciudadanos están “hartos” de la forma de actuar del PP y también de PSOE e IU, que en el caso de la militante a la que negaron la palabra en la junta de distrito tuvieron una actitud “cómplice” con el partido que gobierna la ciudad.

Tras la reforma de los reglamentos que aprobó el PP en el año 2008, cada una de las ocho juntas municipales de distrito tienen cinco vocales, y éstos se nombran en función de la representación que tengan los partidos en el Ayuntamiento. Los populares tienen 16, el PSOE cuenta con ocho, a Izquierda Unida le tocan tres y UPyD sólo tiene a una representante oficial, que está en la Zona Norte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *