Viernes, 28 Julio, 2017

            

UPyD denuncia que los problemas del Centro Albaicín han dejado sin cursos formativos a 250 personas

Mayte Olalla considera “indignante” que la Junta adeude aún seis meses y medio a los trabajadores, permita que se pierdan 12 millones de fondos europeos y, pese a todo, se permita criticar los recortes del Gobierno

Foto: Archivo GD


image_print

La concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, Mayte Olalla, ha denunciado que el deficiente funcionamiento del Centro Albaicín ha dejado este año a 250 personas sin recibir el curso formativo sobre rehabilitación del patrimonio histórico y para la actividad artesanal. Se trata de una actividad “muy demandada” que, de hecho, para este curso 2014/2015, recibió ese alto número de preinscripciones. Pero los solicitantes se han quedado sin él.
Para Olalla, este problema se une a los reiterados retrasos e incumplimientos de la Junta en el pago a los 14 trabajadores del centro, a los que ahora mismo se les deben seis meses y una paga extra. En ese sentido, ha criticado que el gobierno autonómico sólo hiciera “un amago” en enero, cuando el PSOE decidió adelantar las elecciones autonómicas, abonó a los empleados cuatro nóminas y media “para transmitir la idea de que la situación se estaba solucionando”, pero se les sigue debiendo mucho dinero.
El problema, subraya la concejal, es que esto no sólo afecta a Granada. La Junta tiene distribuidos once centros similares en el conjunto de Andalucía y este año sólo se han impartido cursos formativos en uno de ellos, en Málaga. Un curso “kafkiano” porque era de hostelería y sólo incluía la parte teórica.
Todos esos cursos, incide la edil, reciben financiación a través del Fondo Socioeuropeo. “Son 1,2 millones por cada centro, así que como en diez de los once se han dejado de hacer, hemos perdido doce millones”, se queja la también candidata de UPyD a la Alcaldía de Granada.
Los problemas no terminan ahí. En el centro de Almería, por ejemplo, los empleados llevan quince meses sin cobrar y tienen que turnarse en tareas de limpieza porque no hay nadie que haga esa función. Tampoco se han recibido las becas de otros años y hay pagos pendientes con los proveedores.
“La Junta sigue diciendo que todo se va a arreglar, pero mientras tanto se acumulan las deudas con sus trabajadores en Granada, que además tienen que ir a diario a su puesto para mirarse las caras, porque no hay actividad”, agrega Olalla, que entiende que todo lo enunciado supone “un recorte claro” y reprocha a la Junta que, siendo la responsable de la situación, “se permita hablar de los recortes de otras administraciones”.
Por lo demás, la portavoz de UPyD ha pedido al Ayuntamiento de Granada que se pronuncie sobre este problema. “El Centro Albaicín se creó a través del Instituto Municipal de Formación y Empleo. Sólo por el hecho de haber sido el fundador, el Ayuntamiento debería exigir a la Junta soluciones”, apunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *