Viernes, 20 enero, 2017

UPyD cree que el Ayuntamiento debería multar menos y fomentar más “un buen transporte público”

Mayte Olalla respalda la iniciativa del Defensor del Pueblo Andaluz de investigar por qué en Granada se sanciona a los conductores mucho más que a los del resto de capitales de España

Mayte Olalla


image_print

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, ha considerado acertada la iniciativa del Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, de recomendar una “investigación exhaustiva” para conocer por qué Granada es el municipio español con más de 20.000 habitantes donde más sanciones se imponen a los conductores de vehículos.

La concejal recuerda algo que ya ha dicho varias veces: el Ayuntamiento ha utilizado las multas como “solución a los problemas económicos generados por su despilfarro”, y ese afán recaudatorio llevó, por ejemplo, a que en un año se impusieran sanciones por valor de 25 millones de euros. “Las multas son para ellos una forma de tapar el agujero negro que han creado”, destaca.

Sin embargo, Olalla entiende que el problema de fondo es que Granada y su Área Metropolitana funcionan como un todo “pero carecen de un sistema de transporte público que disuada de utilizar el coche particular”, de ahí que la granadina sea “una de las capitales de España con más caos circulatorio”.

Como anécdota, la candidata de UPyD a la Alcaldía recuerda que en una ocasión un diputado de su partido, que venía desde Jaén, le contó que había previsto un viaje de dos horas: una para el desplazamiento en sí y otra para entrar en Granada y llegar a su hotel de destino. “Y lo peor de todo es que acertó con sus previsiones: tardó dos horas”, incide.

Mayte Olalla entiende que lo que urge es acabar con un transporte público “deficiente” que, por añadidura, es aún peor desde que se aprobó el Plan de Movilidad Urbana Sostenible. La fusión administrativa de municipios, una propuesta que UPyD ha realizado ya con anterioridad, podría ser una solución porque propiciaría un buen sistema de transporte metropolitano “y así la gente no necesitaría coger su coche y llegaría a su destino de forma rápida, eficaz y barata”, puntualiza.

“Mientras tanto –añade- se opta por las multas, que al Ayuntamiento le vienen bien para hacer caja pero que nos deja una ínfima calidad de vida y un estrés importante a todo el que tiene que venir a Granada a trabajar o a hacer alguna gestión”.

La edil se pregunta también hasta qué punto influye en ese elevado número de sanciones la señalización dentro de la ciudad. “Es muy probable que muchos coches se metan por sitios por donde no saben que no se debe circular”, añade Olalla, que presentará en el Consistorio una pregunta por escrito sobre esa cuestión.

Por lo demás, la portavoz de UPyD hace otra reflexión al respecto, y es la mala repercusión turística que puede tener el elevado número de multas. “Si los que nos visitan difunden que aquí es difícil circular, que les han sancionado por circular por sitios donde no estaba bien señalizada la prohibición… Esas cosas disuaden a otros de venir”, finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *